06/11/2015

Deportes

Diego Ceballos: "Soy un tipo de bien, yo no maté a nadie"

El cuestionado árbitro salió a responder luego de la escandalosa final y dijo estar preparado para volver a dirigir.

Diego Ceballos contó que no durmió y que vio la jugada de Gino Peruzzi cayendo fuera del área “millones” de veces por televisión. En su casa, en compañía de su esposa y sus dos hijos, reconoce su error y tiene una certeza que va más allá del fútbol: “Yo no maté a nadie”.

 
El árbitro de 37 años aseguró estar “destruido” y confirmó las amenazas que recibió principalmente el teléfono de su madre y en las redes sociales de su mujer. Al mismo tiempo, cuenta que recibió llamados de apoyo de colegas, amigos y Miguel Scime (Director de Árbitros).
 
“No veía la hora de volver a mi casa y encontrarme con mi familia. Pasé una noche horrible. Por suerte tengo fuerza en la cabeza como para recuperarme. Uno espera momentos como estos de dirigir partidos importantes y ahora te hacen sentir lo peor. Soy un tipo de bien”, aseguró.
 
Ceballos se mostró consciente de la situación y confía en revertirla con su trabajo: “voy a quedar marcado. Hay que pelearla y esperar una nueva designación. Tendré que equivocarme lo menos posible. Anímicamente estoy mal, pero de la cabeza estoy fuerte”.
 
Sobre los sentimientos y explicaciones posibles a los hinchas de Rosario Central, en medio de la indignación, pidió disculpas aunque entiende que no lo van a entender y opinó que “el fútbol se maneja por la pasión, no por lo racional y ellos se sintieron perjudicados”.
 
“Entiendo a la gente de Central por su dolor, pero yo recuerdo fallos en los que me equivoqué también a favor de ellos, como en la segunda fecha de este torneo contra Tigre. Ese día ganaron en el noveno minuto de descuento con un gol en posición adelantada”, añadió.
 
“Observo la falta y la cobro. Estoy bien posicionado. Mirando la imagen una y mil veces no me explico como me pude equivocar, pero Peruzzi cae adentro y por eso lo cobré. Me hago cargo de la decisión, fue toda mía la jugada. No lo consulté al asistente porque estaba convencido. Yo vi penal”, explicó. 
 
Sobre los aciertos y errores del juez de línea: “En la posición adelantada que le cobra a Larrondo tiene un gran acierto porque el jugador, más allá del que cabecea es Ruben, intenta participar y eso está muy bien explicado en el nuevo reglamento. Estoy a muerte con él. En el segundo gol de Boca, la posición de Chávez es adelantada por una rodilla, no es tan fácil de apreciar”.
 
“Me dolió la decisión, pero la entiendo. Es para preservarme. Pero si me llaman mañana para dirigir en la categoría que sea voy porque estoy fuerte mentalmente y es lo que más me gusta hacer. Esta es una profesión hermosa. Y sería una buena forma de tener una revancha”, concluyó.
 
 


Recomienda esta nota: