02/05/2017

Deportes

"Me enojé porque no lo podía parar”: Pablo Pérez habló de la patada al juvenil

El mediocampista fue echado del entrenamiento por Guillermo Barros Schelotto y se retiró sin avisar. “Es algo personal, soy un cascarrabia”, explicó.

El mediocampista Pablo Pérez se refirió a la patada que le dio a un juvenil en la práctica de Boca Juniors, reacción por la que fue echado por Guillermo Barros Schelotto. "Me enojé porque me estaba volviendo loco", justificó.

"Me enojé porque no podía parar al chico este que me estaba volviendo loco, que incluso la rompió en el entrenamiento. Es algo personal, soy un cascarrabia, el ambiente estaba bien, la práctica estaba saliendo buena…", relató Pérez..

El sub capitán de Boca reconoció que no debió reaccionar así pero minimizó lo acontecido: "Fue una patada normal de un entrenamiento, pero se armó mucho lío y ahora se va a hablar de esto", consideró.

Pablo Pérez, que en abril de 2016 tuvo un crítico momento en Boca cuando, luego de varios actos de indisciplina en el campo de juego, se hizo expulsar ante River en un Superclásico, tuvo entonces una charla con el Mellizo tras la cual hubo un evidente cambio en sus modos.

Sin embargo este martes volvió a ser el de antes y provocó el enojo del DT. "Me fui rápido. No quería hablar en ese momento con el técnico porque yo estaba caliente y él también… No nos íbamos a entender, pero creo que todos queremos lo mejor para Boca", apuntó.

Pérez, que realizó declaraciones a Fox Sports, lamentó lo ocurrido porque la práctica era a puertas abiertas para la prensa y el suceso iba a tomar demasiada trascendencia. "Hay que evitar estas cosas. Yo soy el primero que habla para que no pase y por eso estoy en un momento incómodo", dijo.

Por último, añadió: "Se habla más de lo que pasa afuera que de lo que hacemos adentro. Yo me crié con el Flaco Schiavi y la patada más chiquita que te daba en un entrenamiento era a la cintura, pero nadie hablaba. Ahora se hace un escándalo de todo", cerró.




Recomienda esta nota: