12/10/2018

Deportes

Fútbol

Quieren que el clásico de Rosario se juegue en Buenos Aires y sin público

Rosario Central y Newell's se enfrentarán por la Copa Argentina en un partido que promete ser el más emocionante en la historia de esta competencia, sin embargo desde la organización analizan prohibir el ingreso de las hinchadas.
Ampliar (1 fotos)

El clásico rosarino aun no tiene sede definida y los hinchas no quieren que los dejen afuera.

Se viene el partido más emocionante de la historia de la Copa Argentina, pero el temor de la organización podría matar toda la pasión al obligar que Rosario Central y Newell's jueguen en Buenos Aires y a puertas cerradas.

El clásico rosarino por los cuartos de final de la Copa Argentina sigue sin tener fecha y sede definidas.

Si bien todavía siguen las negociaciones (la confirmación oficial sería entre mañana y el lunes), una de las fechas posibles es el miércoles 24 por la tarde y el estadio, el de Lanús.

Desde los organismos de seguridad de Santa Fe se habían mostrado predispuestos a brindar un operativo en la propia provincia para un encuentro con ambas hinchadas.

Una de las opciones que se maneja es que se juegue el miércoles 24 de octubre en cancha de Lanús, a puertas cerradas y por la tarde. Algo con lo que los simpatizantes no quieren saber nada, ya que no podrían asistir a un cruce tan especial, que da un boleto a semifinales del certamen dejando en el camino al eterno rival. Con esta decisión ganan los violentos y los que prefieren no arriesgarse en vez de armar un operativo de seguridad como se debe.

A principios de semana, la seguridad de Santa Fe había expresado que estaba en condiciones de brindar el operativo para que el partido se dispute en la cancha de Colón o en la de cualquiera de los dos equipos rosarinos, con la presencia de ambas parcialidades.

 

 


Recomienda esta nota: