09/11/2018

Argentina

Superfinal del Siglo

Con poca convicción, el Gobierno busca que el Superclásico se vea por la TV Pública

Desde Fox Sports ya manifestaron su negativa rotunda a ceder los derechos, y los funcionarios tampoco están dispuestos a destinar mayores esfuerzos para torcer la decisión. El presidente Macri tampoco está interesado en intervenir.
Ampliar (1 fotos)

El clásico se verá por televisión por cable, aunque la ley indica que se debería ver también a través de la TV Pública.

Este sábado se jugará el partido de ida entre Boca y River por la final de la Copa Libertadores, las entradas para el encuentro en La Bombonera están agotadas, por lo que la única alternativa es seguirlo por la televisión.

Autoridades del gobierno nacional iniciaron gestiones con los dueños de los derechos para que el partido pueda verse por la señal abierta.

Hernán Lombardi escuchó la idea de boca de directivos de la RTA y les dio el OK: “Vayan y charlen a ver qué dicen”. Los miembros de la conducción de Radio y Televisión Argentina salieron de la charla con el titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos entusiasmados con la ilusión de que el Superclásico que define la Copa Libertadores pudiera ser transmitido por la TV Pública.

La idea se sustentó en el antecedente del último Mundial cuando la señal televisiva estatal transmitió la cita de la FIFA en Rusia 2018.

Pero tras 90 minutos de reunión (casi una ironía en su duración), los responsables de la empresa Fox Sports, quienes tienen los derechos sobre la transmisión de los partidos de la Copa, dieron su negativa absoluta, atado a los acuerdos y sponsors que esa cadena internacional consiguió para el máximo torneo de fútbol de América.

Una posibilidad era que si la señal Fox vendía todos sus segundos de publicidad durante el tiempo del partido, pudiera canalizar “segundaje” en una eventual transmisión por la TV Pública: esa podría ser la modalidad de pago pero en absoluto, que RTA -o del Poder Ejecutivo- destinara dinero contante y sonante a esos efectos.

Así, la gestión de parte del equipo de Lombardi (con el vicepresidente del RTA Emilio Laferriere) en principio no prosperó y por ahora no habrá transmisión en TV abierta de la primera final de la LIbertadores entre los dos principales equipos de Argentina.

Sin embargo, los funcionarios no pierden las esperanzas de una gestión de último momento, pero en Fox dan por cerrado el asunto y anuncian la transmisión del cotejo por su señal Premium y también por su señal habitual.

Lombardi comunicó las gestiones ante la Casa Rosada pero allí no encontró demasiado interés en apoyar: “Todo lo que hace la TV Pública es en la austeridad absoluta reinante”, se lo escuchó decir al finalizar su charla con el secretario General de la Presidencia Fernando De Andreis, hombre fuerte en el tema Fútbol para la consideración de Mauricio Macri.

Precisamente el Presidente de la Nación nunca dio una orden para que se intente transmitir el partido por la televisión abierta y los responsables del tema Fútbol en el Poder Ejecutivo tampoco habilitaron negociación alguna.

“El Estado no puede pagar un centavo para algo así y la letra de la Ley de Medios es confusa en esto, como en casi todo su texto. Porque dice que ‘ante un evento importante, el Estado debe comprar… y hoy, nosotros no podemos destinar fondos para esto”, reseñaron a Clarín voceros de la Casa Rosada.

Además, en caso de una interpretación de que el Boca-River sea considerado una “cuestión de Estado”, el proceso de pago de un evento así, debería pasar por el Ministerio de Modernización, que sigue bajo la esfera de Andrés Ibarra, hoy vicejefe de Gabinete, consustanciado a fondo con el ajuste que lleva la administración Macri y además, inscripto en la carrera por la futura presidencia de Boca, cuando finalice la gestión de Daniel Angelici. (clarin.com)


Recomienda esta nota: