11/02/2019

Deportes

Fútbol

Belgrano y Boca firmaron un empate que no dejó conforme a ninguno de los dos

El Xeneize dejó pasar la oportunidad de acercarse a Racing, mientras que el local necesita sumar para escapar al descenso.
Ampliar (1 fotos)

La jornada del domingo de la fecha 18 de la Superliga cerró con un partido emocionante disputado en la ciudad de Córdoba, en el que Belgrano y Boca empataron 1 a 1.

El resultado dejó sabor a poco en ambos equipos, el local que lucha por mantener la categoría y el visitante que tenía una chance de descontar puntos a Racing en los más alto de la tabla.

Belgrano, a los dos minutos avisó con un remate de Mauricio Cuero que atajó Andrada, tras un mal cierre de Julio Buffarini. A los 5′, el local estuvo nuevamente a punto de convertir tras una jugada de pelota parada preparada que terminó con un disparo cruzado de Lértora que el arquero "xeneize" justo alcanzó a desviar con la punta del botín.

Sin embargo, el gol lo anotó la visita. A los 15′, un córner perfecto de Mauro Zárate para que Lisandro López conecte de cabeza tras una buena acción individual. A partir de este momento, el equipo de Alfaro logró mayor calma pero no así el juego fluido que más le gusta al DT. A los 20′, otro gran remate de Mendoza que sorprendió a Andrada, quien dejó un rebote largo y otro disparo de Leonardo Sequeira que se fue apenas desviado. Dos minutos después, un estupendo cabezazo de Novillo y mejor reacción del "1" de Boca.

El "Xeneize" nunca pudo afirmarse pese al gol. Atrás sufrió serios desacoples y los futbolistas encargados de la creación y concreción de las jugadas, como Mauro Zárate, Cristian Pavón y Darío Benedetto, nunca pudieron recibir la pelota con la claridad necesaria. Una de las pocas acciones claras de Boca se dio a los 33′ cuando Benedetto habilitó de manera exquisita a Pavón que se encontró con una rápida reacción del arquero local Rigamonti

En el complemento, Boca mejoró al comienzo. A los tres minutos Benedetto pisó la pelota en la medialuna y remató rasante. Rigamonti estuvo atento para manotear justo al córner. Luego, llegaron varias chances que por malas decisiones no terminaron en gol. Primero un centro alto de Almendra, cuando la acción pedía pase atrás para el ingreso de Mauro Zárate y Cristian Pavón, y luego un centro de este último para Benedetto, que tuvo el gol pero justo el arquero local desvió la pelota con el guante.

Al promediar el segundo tiempo, Belgrano fue en busca del empate. Con poca claridad pero mucho ímpetu, inclinó la cancha aunque no tuvo acciones de serio riesgo a favor. Boca siguió apostando al contragolpe y también se mostró impreciso.

Hasta que una jugada, iniciada desde el lateral, le permitió al "Pirata" empatar el juego tras un gran remate de Federico Lértora. Los minutos finales fueron totalmente desordenados tácticamente. Ambos equipos pudieron marcar otro gol, más por desatenciones del rival que por mérito propio.

Fue así que llegó la última y más polémica acción del partido. Con el cuarto minuto de adición a punto de cumplirse, Cristian Pavón tomó un tiro libre en la puerta del área y luego de estrellar la pelota en el travesaño, "Wanchope" Ábila conectó de cabeza pero Tomás Guidara evitó el gol con un manotazo que Ariel Penel no vio o entendió que no hubo intención. En las repeticiones se ve claramente que el juez debió haber sancionado penal. (infobae.com)

 

 


Recomienda esta nota: