02/06/2019

Deportes

Fútbol

Tigre se consagró campeón por primera vez en su historia

El conjunto de Gorosito le ganó la final de la Copa Superliga a Boca y jugará la Copa Libertadores, a pesar de haber descendido a la B Nacional.

Tigre hizo historia este domingo en el fútbol argentino y por muchos motivos. Se consagró campeón por primera vez en su nacimiento desde hace más de un siglo. Es el primer campeón del fútbol argentino que logra la consagración después de haber perdido la categoría. Y finalmente jugará la Copa Libertadores, al mismo tiempo que el torneo Nacional B, algo inédito totalmente.

El conjunto de victoria se impuso por 2 a 0 ante Boca en la final de la Copa de la Superliga que se disputó en el estadio Mario Alberto Kempes de Córdoba.

Boca comenzó mejor el partido. El equipo conducido por Gustavo Alfaro presionaba bien arriba, recuperaba rápido la pelota y no dejaba jugar a los de Victoria. El Xeneize tuvo una clarísima para abrir el marcador y falló, nuevamente, Darío Benedetto. El delantero se escapó solo desde tres cuartos de cancha y su remate se estrelló en la base del palo izquierdo. Iban 15 minutos. Cambiaba todo.

Tigre se acomodó con el paso de los minutos, aunque no llegaba a generar peligro. Sin embargo, en la primera que tuvo marcó: a los 23, Federico González recibió el balón por la derecha, sacó un zurdazo al primer palo que no le debía llevar complicaciones a Esteban Andrada pero al arquero de Boca se le fue por debajo del cuerpo.

Un ratito después, el Matador llevó a dos la diferencia y fue por intermedio de Janson, quien no desaprovechó el penal cometido por Carlos Izquierdoz. ¿Estaba adelantado Federico González en el arranque de la jugada o habilitaba el propio defensor?

Alfaro buscó variantes con los cambios en el segundo tiempo, Boca buscaba el descuento y lo merecía. Lo tuvo Benedetto, pero el cabezazo del delantero se fue afuera.

Carlos Tevez estuvo cerca con remate desde el borde del área. Tigre no aguantaba la pelota y no lograba aprovechar los espacios que el Xeneize deja en defensa. Boca iba con todo y Benedetto sumó la tercera oportunidad clarísima para descontar: centro desde la derecha, cabezazo del nueve y la pelota terminó en el travesaño. Increíble. (TyCSports.com)



Recomienda esta nota: