14/06/2019

Deportes

Fútbol

El 0 a 0 más lindo del mundo

Por: Luis Lucas Salas
“Supimos reflejar lo que es la mujer argentina” sintetizó la número 10 y capitana de la Selección Argentina, Estefanía Banini, luego de conseguir un empate histórico ante Japón en el Mundial de Francia.

En el fútbol el 0 a 0 es casi siempre una mala noticia. Pero dirán los libros y la buena memoria que fue un 0 a 0 el que marcó el primer capítulo de la historia grande del fútbol femenino de Argentina. Una nueva historia porque las mujeres argentinas vienen pateando desde hace rato la pelota entre (y sobre todo contra) varones para poder llegar ahora a Francia, donde se juega el octavo Mundial de la categoría.

No es la primera vez que Argentina disputa la Copa del Mundo, en las participaciones anteriores fueron todas derrotas de la Albiceleste por lo que este 0 a 0 le trae al país su primer punto en el campeonato, y ante un rival que viene de jugar las últimas dos finales.

Argentina salió a la cancha en el Parque de los Príncipes para jugar ante Japón, sabiendo que el equipo rival era mejor en casi todos los aspectos deportivos, y que la única forma de contrarrestar el poderío de las actuales subcampeonas del mundo, era jugando con inteligencia, sacrificio y mucha solidaridad. Las argentinas tenían un guión muy bien estudiado que ejecutaron a la perfección, pero esto que se escribe fácil quiere decir correr mucho, seguir a las rivales pero sin desorganizarse, actuar como un bloque que cuando una va otra acompaña, cuando una quita la otra se ofrece para continuar la jugada, cuando una cae, la compañera toma su lugar y otra el de esta para no dejar espacios vacíos. Así Japón se vio jugando un partido incómodo, sin poder generar situaciones claras de gol ante el arco de Vanina Correa que cuando tuvo que aparecer hizo pesar toda su experiencia mundialista. Y para desconcierto de las japonesas, Argentina no solo fue un cerrojo en defensa sino que tuvo además argumentos para atacar, principalmente en los pies de Estefanía Banini que hizo un partido para no olvidarse nunca en la historia, compartiendo la ofensiva con Soledad Jaimes repartió magia y toques de calidad, siempre entre varios pares de piernas japonesas que no la podían parar, por lo que se ganó más que merecidamente el premio a la Jugadora del Partido, primera argentina que lo logra en un Mundial.

En la previa, las casas de apuestas daban por descontada la victoria de Japón, se esperaba incluso una goleada y hasta en la transmisión uno de los primeros deseos fue “que al menos hagamos un gol”, como aquel de Panamá en Rusia 2018 cuando los americanos perdieron 6 a 1 contra Inglaterra pero festejaron más incluso que los que después salieron campeones. Sin embargo, Argentina no se conformó con una “derrota digna” y salió a presentar pelea con los recursos que tenía.

Tras el pitazo final, mientras las argentinas festejaban entre abrazos y algunas lágrimas, Banini explicó cómo hicieron para correr durante más de 90 minutos, sin perder el objetivo y ponerse hombro con hombro para estar a la altura de las mejores del mundo: “Nosotras queríamos reflejar esta lucha que está haciendo la mujer argentina” dijo.

Y como durante el partido, en el que pisó la pelota y tiró un caño, Banini siguió repartiendo magia pero ante los micrófonos de la prensa internacional:

"Les digo a las chicas en Argentina que sigan soñando, que sigan jugando a este deporte hermoso. Se puede llegar adonde ellas quieran. Pero más que a ella les digo a los padres, familiares y amigos que las apoyen. Es un camino muy duro en Argentina, ojalá que cada vez sea menos. Ojalá que con este grupo de chicas, con las que se quedaron en Argentina y con las que pasaron por este proceso, podamos hacerle un camino mucho más fácil".

El próximo rival de “Las Pibas” será ni más ni menos que Inglaterra, el viernes en la ciudad de Le Havre. Será un partido tan complicado como el de este lunes ante Japón, pero ellas ya demostraron que pueden estar a la altura, nos tocará demostrarlo también a todos los demás y acompañarlas. ©ElDiario24


Recomienda esta nota: