22/10/2019

Deportes

Los detalles del VAR en el Boca-River: dónde lo ubican y quiénes se hacen cargo

Este martes, se disputará una nueva edición del Superclásico por las semifinales de la Copa Libertadores. A partir de las 21:30, en la Bombonera
Los detalles del VAR en el Boca-River: dónde lo ubican y quiénes se hacen cargo | El Diario 24 Ampliar (1 fotos)

Los detalles del VAR en el Boca-River: dónde lo ubican y quiénes se hacen cargo

Más allá de que todas las miradas apuntarán a lo que ocurra dentro del campo de juego entre los futbolistas de Boca y River a partir de las 21.30 en la Bombonera, habrá una pequeña sala de monitoreo, montada en las entrañas del estadio, a la que se le prestará suma atención y hasta podrá adquirir tanto protagonismos como los propios jugadores: el VAR (Asistencia Arbitral por Video).

Si bien desde la Conmebol, como también por parte del elenco de la Ribera y del Millonario, no desean que este sistema tome injerencia durante el encuentro, teniendo en cuenta los antecedentes y el grado de importancia del encuentro se estima que habrá un análisis minucioso de las jugadas polémicas y los fallos arbitrales.

El brasileño Wilton Sampaio será el juez principal y estará asistido por sus compatriotas Fabricio Vilarinho y Rodrigo Correa, más el peruano Víctor Carrillo como cuarto árbitro. En tanto, el VAR estará a cargo del argentino Mauro Vigliano, secundado por sus compatriotas Fernando Rapallini y Hernán Maidana.

La inusual ubicación del VAR en la Bombonera:

Una vez definida la terna arbitral, Wilson Seneme, presidente de la Comisión de Árbitros de la Conmebol, confirmó que la sala de video estará instalada adentro del estadio Alberto J. Armando y no en las afueras como venía sucediendo hasta ahora. “La cabina va a estar en la cancha y la seguridad está garantizada. Ojalá no pase nada. Lo único que queremos es que los jugadores jueguen al fútbol”, imploró el ex juez brasileño, quien opinó que lo mejor sería que no se utilizara el VAR en ninguna de las semis.

La cabina estará montada en el vestuario que habitualmente utiliza la Reserva. Allí entonces se sentaría frente a los televisores la terna argentina integrada por Vigliano, que además de ser asistido por Rapallini y Maidana, contará con el chileno Carlos Astroza (observador del VAR) y el paraguayo Enrique Cáceres (asesor internacional). En tanto, Sampaio podrá revisar las jugadas en la pantalla situada al costado del campo, de cara a las plateas (enfrente de la zona de palcos y bancos de suplentes).

El antecedente de Mauro Vigliano en un Boca-River:

Entre los más de 300 partidos que tiene Vigliano en su historial como árbitro profesional hay un Superclásico en particular que lo tuvo como máxima autoridad y en la que su desempeño fue malo, casi para el olvido. River y Boca se enfrentaron en el Monumental el 5 de octubre de 2014 por la fecha 10 del Torneo de Transición.

En ese encuentro que tuvo en ventaja al elenco de Rodolfo Arruabarrena por el tanto de Lisandro Magallán en la primera parte y el empate -que sería definitivo- de Germán Pezzella en el complemento bajo una lluvia torrencial, el juez sancionó un penal por una mano de Fernando Gago que no existió. Y por si fuera poco, expulsó al volante xeneize por esa maniobra.

Aquella polémica jugada se produjo cuando Leonardo Ponzio envió un centro al área de Boca y el rebote derivó en Ariel Rojas, quien remató de zurda. Gago, con un movimiento poco ortodoxo, rechazó la pelota a pocos metros de la línea de gol. La jugada terminaba en córner para River, pero el juez vio una mano de Pintita. Las repeticiones mostraron cómo cabeceó la pelota, que luego rebotó en su pie y jamás dio en su brazo. A Vigliano le jugó en contra la velocidad de la jugada y falló en el golpe de vista. Afortunadamente para el árbitro, Rodrigo Mora malogró su oportunidad desde los doce pasos y no alteró el resultado.

El último partido entre Boca y River que lo tuvo a Vigliano como máxima autoridad fue por la fecha 6 de la Superliga pasada, en septiembre de 2018 (justo antes de las finales de la Libertadores). Ese derby fue para River por los tantos del Pity Martínez y Nacho Scocco. Con el encuentro 1-0 para el Millonario, el juez ignoró una mano de Ponzio adentro del área que pudo haber sido sancionada con un penal para Boca, que también reclamó una infracción de pena máxima de Casco sobre Pavón. Al mismo tiempo, los de Gallardo protestaron por un manotazo en la cara de Cardona a Enzo Pérez que consideraron de expulsión.



Recomienda esta nota: