02/01/2020

Culturas

salvaje

"Negra hija de puta", gritaba la nieta de Susana Giménez al agredir a una familia en Puntal del Este

"¿Sabés quien soy yo? La nieta de Susana", esgrimió una desaforada Lucía Celasco quien agregó: "Si llego a tener un arma los mato a los dos'".
Negra hija de puta, gritaba la nieta de Susana Giménez al agredir a una familia en Puntal del Este | El Diario 24 Ampliar (1 fotos)

"Negra hija de puta", gritaba la nieta de Susana Giménez al agredir a una familia en Puntal del Este

Lucía Celasco, la nieta de la conductora argentina Susana Giménez, y su madre, Mercedes Sarrabayrouse, protagonizaron el primer gran escándalo de la temporada de Punta del Este en la madrugada del primer día del 2020, luego de que una familia de veraneantes argentinos las acusara de atacarlos e insultarlos en una discusión provocada por una maniobra vehicular. Las dos mujeres fueron denuciadas por la agresión.

Según los testimonios de espectadores del episodio recogidos por el portal argentino Infobae, la pelea ocurrió a las cinco de la mañana en La Barra, cuando Celasco salió junto a algunas amigas del boliche Tequila, y fue hacia su auto, un Mini Cooper estacionado sobre la entrada de una casa. El inquilino de esa residencia, el arquitecto argentino Marcelo Parra, iba a salir junto a su esposa para ir a buscar a uno de sus hijos a otro lugar, y al encontrarse con el auto de Celasco en la puerta, tuvo que realizar maniobras complicadas para no chocarlo.

En ese momento llegó la nieta de la diva y comenzó a increpar a Parra y a su esposa, Maria Binaghi. 'Me imagino que no me tocaste el auto ¿no? Negra hija de puta, porque te mato', comentó uno de los múltiples testigos del episodio, según el portal Exitoína. La discusión siguió, con la joven usando la carta de "¿Sabés quien soy yo? La nieta de Susana".

Según los relatos del suceso, Celasco le dió dos golpes a Parra. El personal de seguridad de Tequila y los agredidos le pidieron calma. "Cuando la mujer le dijo que se calmara o que la iba a denunciar, esta chica se volvió loca. 'Denuncia no, no me saquen fotos. Si llego a tener un arma los mato a los dos'", contó el mismo testigo a Exitoína.

El matrimonio volvió a su casa de alquiler para llamar a la policía, mientras Celasco llamaba a su madre. Según los testigos, Sarrabayrouse y su pareja llegaron y empezaron a tirar piedras y patadas a la puerta y las ventanas de la residencia. Todo terminó con denuncias cruzadas ante la policía.


Recomienda esta nota: