26/01/2020

Deportes

Defensa y Justicia arrancó su 2020 con una goleada sobre Talleres

El Halcón se impuso por 4-1 sobre el Matador en Florencio Varela en la reanudación de la Superliga.
Ampliar (1 fotos)

A la espera de la asunción de Hernán Crespo como entrenador, tras la repentina salida de Mariano Soso, Defensa y Justicia se lució y goleó 4-1 como local a Talleres de Córdoba en el estadio Norberto Tomaghello, por la decimoséptima fecha de la Superliga.

Marcelo Benítez, Nicolás Tripichio, Guido Mainero y Juan Martín Lucero marcaron para el ganador. Leonardo Godoy descontó transitoriamente para la visita.

Pablo De Muner dirigió interinamente al Halcón, que en la noche del sábado confirmó la llegada de Crespo.

Si algo se pudo llevar Crespo del partido de su nuevo equipo son buenas sensaciones. El Halcón dominó de principio a fin gracias a un gran juego asociado y la movilidad coordinada de todas sus piezas.

Como ejemplo, basta la apertura del marcador, en la que Rubén Botta llegó por derecha, tocó al medio para un Neri Cardozo que se había cerrado, y este último habilitó de gran manera a Benítez, lateral izquierdo que jugó de doble cinco e ingresó al área como si fuera un centrodelantero para convertir.

Con un Talleres absolutamente perdido en el campo, Defensa incluso convirtió dos veces más en la etapa inicial, pero en ambas ocasiones las jugadas fueron bien anuladas por fuera de juego.

Tan solo un minuto necesitó el dueño de casa para llegar con peligro en el segundo período, pero Guido Herrera salvó de manera espectacular el cabezazo de Gonzalo Piovi.

Se floreaba el local y un minuto más tarde Mainero fabricó una acción individual exquisita por derecha que terminó con una tapada de Herrera y la definición de primera de Tripichio para estirar la ventaja.

Herrera volvió a salvar a su equipo, que no reaccionaba, ante un disparo de Cardozo que se desvió en el camino y complicó más la buena reacción del arquero.

A los 20, nuevamente conectaron Botta y Cardozo, como en el primer gol, para que Neri la volviera a meter al medio y Mainero, de cabeza, estableciera ya cifras de goleada.

La visita logró descontar a los 28 con un cabezazo de Godoy, pero fue tan solo un oasis en el desierto para los de Alexander Medina, que nunca estuvieron realmente en partido.

Tripichio trepó por derecha a los 36 y tocó al medio para que Lucero sellara el resultado final ante una defensa rival que tan solo veía moverse la pelota sin reaccionar.


Recomienda esta nota: