27/02/2020

Deportes

DOLOR NACIONAL

Braian Toledo: La muerte pudo ser por la altura de un lomo de burro nuevo

De acuerdo al relato de testigos, el atleta de 26 años perdió el control al impactar con un dispositivo reductor de velocidad instalado recién hace cinco días.

Fue un vecino de la ciudad de Marcos Paz de iniciales M. F. el que escuchó el violento golpe de una moto contra un lomo de burro nueva en el cruce de la Ruta Provincial Nº 40 y la calle Monteagudo instalada hace apenas unas semanas en la puerta de su casa.
El vecino ni lo imaginó en ese momento, pero acababa de ser testigo del accidente mortal de Braian Toledo, uno de los atletas más destacados de la Argentina, de cara a los próximos Juegos Olímpicos de Tokio 2020.
Braian Toledo había transcurrido las últimas semanas en Santa Fe, preparando su temporada en el Centro de Alto Rendimiento Deportivo de esa provincia. 
Se estima que había acudido a su ciudad natal, con vistas a la recta final de su preparación olímpica, que se realizaría en el Cenard del barrio de Núñez.
En el transcurso del 2019, Toledo se sometió a una operación en su tobillo derecho y a finales de febrero había finalizado un período de 75 días de traslados en muletas. Debía realizar una recuperación contrarreloj para poder conseguir su objetivo principal del año de clasificarse a los Juegos Olímpicos de Tokio.
Toledo nunca se enteró de que en la Ruta Provincial Nº 40, entre las calles Buenos Aires y Monteagudo, se había instalado apenas la semana pasada un inmenso lomo de burro.
De hecho, el propio Municipio de Marcos Paz, anunció el último jueves la instalación de ese dispositivo reductor de velocidad.
Qué dijo el municipio
“Personal de Obras colocó esta mañana Lomo de Burro en la ruta 40 con intersección en calle Monteagudo. De esta manera, se mejorará la circulación en la zona y se alertará a los conductores para que reduzcan la velocidad y así, evitar posibles accidentes”, fue la frase esgrimida por la Municipalidad en su página oficial, acompañada por una foto de la instalación del lomo.
Toledo viajaba solo en su moto marca Royal Enfield de 500 cc. negra durante la noche del miércoles. Poco después de la 23 se dirigía por la Ruta Provincial Nº 40 en dirección hacia Merlo. Fue así y de una manera tan inesperada que se encontró con la muerte.
Según los estudios preliminares en la zona del accidente fatal, Toledo impactó con el lomo de burro a una alta velocidad. Luego, perdió el equilibrio del birrodado, salió volando con el mismo y terminó por impactar contra dos palmeras ubicadas a 45 metros sobre el boulevard.
En el asfalto no se registró ninguna marca de frenada, por lo que se estima que Toledo nunca vio el lomo de burro y no pudo reaccionar después de ese primer impacto.
Toledo llevaba puesto el casco al momento del accidente. Sin embargo, de acuerdo al relato de algunos testigos, circulaba con su moto a una mayor velocidad de la permitida.
En la zona hay instalado un cartel de advertencia de el lomo de burro a unos cien metros de ese cruce. Además, justo unos metros antes del dispositivo también existe un cartel indicativo de máxima velocidad a 40 km/h.

Fue un vecino de la ciudad de Marcos Paz de iniciales M. F. el que escuchó el violento golpe de una moto contra un lomo de burro nueva en el cruce de la Ruta Provincial Nº 40 y la calle Monteagudo instalada hace apenas unas semanas en la puerta de su casa.

El vecino ni lo imaginó en ese momento, pero acababa de ser testigo del accidente mortal de Braian Toledo, uno de los atletas más destacados de la Argentina, de cara a los próximos Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Braian Toledo había transcurrido las últimas semanas en Santa Fe, preparando su temporada en el Centro de Alto Rendimiento Deportivo de esa provincia. 

Se estima que había acudido a su ciudad natal, con vistas a la recta final de su preparación olímpica, que se realizaría en el Cenard del barrio de Núñez.


Su intención

En el transcurso del 2019, Toledo se sometió a una operación en su tobillo derecho y a finales de febrero había finalizado un período de 75 días de traslados en muletas. Debía realizar una recuperación contrarreloj para poder conseguir su objetivo principal del año de clasificarse a los Juegos Olímpicos de Tokio.

Toledo nunca se enteró de que en la Ruta Provincial Nº 40, entre las calles Buenos Aires y Monteagudo, se había instalado apenas la semana pasada un inmenso lomo de burro.
De hecho, el propio Municipio de Marcos Paz, anunció el último jueves la instalación de ese dispositivo reductor de velocidad.


Qué dijo el municipio

“Personal de Obras colocó esta mañana Lomo de Burro en la ruta 40 con intersección en calle Monteagudo. De esta manera, se mejorará la circulación en la zona y se alertará a los conductores para que reduzcan la velocidad y así, evitar posibles accidentes”, fue la frase esgrimida por la Municipalidad en su página oficial, acompañada por una foto de la instalación del lomo.

Toledo viajaba solo en su moto marca Royal Enfield de 500 cc. negra durante la noche del miércoles. Poco después de la 23 se dirigía por la Ruta Provincial Nº 40 en dirección hacia Merlo. Fue así y de una manera tan inesperada que se encontró con la muerte.

Según los estudios preliminares en la zona del accidente fatal, Toledo impactó con el lomo de burro a una alta velocidad. Luego, perdió el equilibrio del birrodado, salió volando con el mismo y terminó por impactar contra dos palmeras ubicadas a 45 metros sobre el boulevard.

En el asfalto no se registró ninguna marca de frenada, por lo que se estima que Toledo nunca vio el lomo de burro y no pudo reaccionar después de ese primer impacto.

Toledo llevaba puesto el casco al momento del accidente. Sin embargo, de acuerdo al relato de algunos testigos, circulaba con su moto a una mayor velocidad de la permitida.

En la zona hay instalado un cartel de advertencia de el lomo de burro a unos cien metros de ese cruce. Además, justo unos metros antes del dispositivo también existe un cartel indicativo de máxima velocidad a 40 km/h.

Pocos minutos después del accidente, Toledo fue trasladado al hospital Municipal Héctor D’Agnillo, ubicado apenas a unos 500 metros del lugar del accidente. Sin embargo, según informaron las autoridades del centro de salud, el deportista arribó a la guardia sin signos vitales.


Sus galardones 

Entre sus grandes logros con el lanzamiento de jabalina se destacaron la primera medalla de oro para la Argentina en la primera edición de los Juegos Olímpicos de la Juventud en Singapur 2010.

Sólo tenía 16 años. Un año más tarde consiguió la presea de bronce en los Juegos Panamericanos de Guadalajara 2011.

Su debut olímpico fue en Londres 2012 y cuatro años más tarde, en Río de Janeiro, logró clasificarse a la final. Terminó en el puesto 12º con un lanzamiento de 81.96 metros.




Recomienda esta nota: