20/06/2020

Deportes

SIN CÓDIGOS

Sus rivales tenían coronavirus pero no les importó: ganaron 10 a 1

El equipo no pudo presentar a sus futbolistas titulares y sus adversarios no tuvieron piedad con los juveniles.

La reanudación de la liga rusa tuvo un resultado sorprendente: como local, Sochi goleó por ¡10-1! a Rostov. La explicación está en las alineaciones titulares: los visitantes llevaron a un equipo juvenil, integrado por futbolistas de entre 16 y 19 años, debido a que todo su plantel profesional está en cuarentena después de que trascendieran seis casos de coronavirus.


Las negociaciones para aplazar el partido fracasaron debido, por un lado, a la negativa de Sochi, que pelea por la permanencia, y, por el otro, a que los compromisos de ambos equipos dejaban una sola fecha libre más allá de este viernes: el 19 de julio.


"Sochi declinó nuestra oferta de postergar el encuentro, y ésa es la razón por la que estos chicos de entre 16 y 19 años tuvieron que jugar hoy", explicó Rostov, a cuyo equipo dirige el ex internacional ruso Valery Karpin, en un comunicado. "Nuestros jugadores dieron pelea en cada lugar de la cancha y todos y cada uno de ellos mostraron una actitud y un carácter increíbles", elogió el club en un texto dirigido a sus hinchas que no hablan ruso.


Asombrosa y paradójicamente, Rostov se adelantó en el marcador al minuto de juego, gracias al gol de Roman Romanov, un mediocampista de 17 años (nació el 28 de marzo de 2003) que debutaba como profesional. Pero Aleksandr Kokorin (3 goles), Anton Zabolotnyi (3), Dmitry Poloz (2), Andrey Mostovoy (1) e Ivan Novoseltsev (1) establecieron la goleada. Que estuvo muy cerca de ser más amplia: el arquero del conjunto perdedor atajó un penal y salvó notablemente dos ocasiones clarísimas de peligro.





Recomienda esta nota: