17/07/2020

Deportes

EL DÍA DESPUÉS

¿Por qué estalló Messi en la entrevista de TV?

Las declaraciones de la Pulga provocaron un cimbronazo en Barcelona. Sin embargo, el rosarino ya había hecho sonar las alarmas. En el medio, las versiones sobre su salida del club.


Las declaraciones de Lionel Messi apenas terminado el partido de ayer frente a Osasuna fueron una verdadera explosión en Barcelona. Si bien era sabido el malestar de la Pulga, sus fuertes reclamos retumbaron en el Camp Nou… y no fueron los primeros.


El primer mensaje que lanzó el rosarino fue en febrero, cuando recibió el premio Laureaus al Mejor Deportista del Año. Fue poco después del nombramiento de Quique Setién en reemplazo de Ernesto Valverde, entrenador al que había bancado y fue despedido tras la derrota en la Supercopa de España.


En el club estaba por estallar el barçagate y Messi se encargó de poner en duda el nivel del plantel para pelear la Liga de Campeones. Todo nació de Eric Abidal, secretario técnico del club, quien sostuvo que el vestuario no estaba bien con el director técnico saliente y la Pulga le respondió en un comunicado.


El directivo había declarado que “muchos jugadores no estaban satisfechos ni trabajaban mucho, y había un tema de comunicación interna”. El futbolista salió al cruce con los tapones de punta: “Los responsables del área de la dirección deportiva también deben asumir sus responsabilidades y sobre todo hacerse cargo de las decisiones que toman. Por último creo que cuando se habla de jugadores, habría que dar nombres porque si no se nos está ensuciando a todos y alimentando cosas que se dicen y no son ciertas".


Al poco tiempo, una investigación periodística descubrió que el club había contratado a una empresa de contenidos digitales para atacar a miembros del plantel y dirigentes en redes sociales. Más allá de que Josep María Bartomeu lo desmintió, Messi no pareció muy convencido. “La verdad es que veo raro que pase una cosa así, pero dicen que hay pruebas. Habrá que esperar”, afirmó en declaraciones a Mundo Deportivo sobre el escándalo que provocó varias renuncias en la dirigencia.


El mercado de pases fue otro de los puntos de conflicto, con la llegada de Antoine Griezmann y la supuesta mala relación entre ellos. El rosarino había pedido por la vuelta de Neymar y también por la llegada de Lautaro Martínez. “No sé si hicieron todo para traerlo”, había declarado sobre las negociaciones por el brasileño en 2019. En tanto, con respecto al atacante surgido en Racing, fue contundente: “Es un delantero impresionante y muy completo. Es fuerte, gambetea bien, tiene gol y sabe proteger la pelota”.


Cuando estalló la pandemia se originó otro cortocircuito, el tema salarial. Allí Messi publicó un nuevo comunicado en el que dejó en claro su malestar por haber sentido que la dirigencia buscó dejar mal parado al plantel frente a una reducción. “No deja de sorprendernos que desde dentro del club hubiera quien tratara de ponernos bajo la lupa e intentara sumarnos presión para hacer algo que nosotros siempre tuvimos claro que haríamos”, manifestó.


Los resultados no acompañaron, el rendimiento del equipo mermó de manera considerable y, con el agregado de ciertas incomodidades con miembros del cuerpo técnico, la crisis estalló: la prensa aseguró que la Pulga analizaba dejar Barcelona. Como si con todo eso no fuera suficiente, ayer se paró frente a los micrófonos y con la crudeza que lo caracteriza dejó un mensaje de preocupación.




Recomienda esta nota: