07/09/2020

Deportes

NUEVA NORMALIDAD

Boca podría debutar en la Libertadores con un DT de emergencia

Miguel Ángel Russo es doble factor de riesgo en la pandemia de coronavirus y, para cuidarlo, el Xeneize evalúa la posibilidad de que no viaje a Asunción.

La pelota vuelve a rodar y la Copa Libertadores arranca, pero el riesgo de contagio sigue latente en esta parte del mundo. Por eso, Boca pretende cuidar a Miguel Ángel Russo y podría dirigir Leandro Somoza en Paraguay, frente a Libertad.

 

El Xeneize debe viajar para el compromiso ante el Gumarelo, pactado para el 17 de septiembre en Asunción, y en el cuerpo médico del club evalúan la posibilidad de que el director técnico no viaje al país hermano y que su ayudante de campo se haga cargo del debut tras el parate por coronavirus.

 

Leandro Somoza, el ayudante de campo de Russo, sería el encargado del banco de suplentes durante el partido frente a Libertad. El Flaco no fue parte de los últimos entrenamientos porque está contagiado de la enfermedad.

 

Desde el regreso de los entrenamientos, el pasado 10 de agosto, que Boca toma medidas particulares para proteger a Russo, que es doble factor de riesgo en esta pandemia por su edad y por superar al cáncer recientemente.

 

En las primeras jornadas, el director técnico siguió los entrenamientos desde una oficina que armaron en el primer piso del predio que tiene Boca en Ezeiza para tratar de que tenga contacto con la menor cantidad de gente posible.

 

En la burbuja toda la delegación se movía desde el hotel hasta las canchas en un colectivo, pero el entrenador siempre fue en autos particulares y por eso su nombre no apareció entre los perjudicados por la explosión del virus en el Xeneize.




Recomienda esta nota: