12/01/2021

Deportes

RECUPERADO

Le dieron el alta a Fernando Cáceres y ya está en su casa

El exdefensor, que estaba internado en coma farmacológico desde la semana pasada, se recupera favorablemente en su domicilio.

Después de varios días peleándola, Fernando Cáceres, que había sufrido una descompensación la semana pasada y estaba internado en coma farmacológico en el Instituto Haedo, fue dado de alta en las últimas horas y ya se encuentra recuperándose favorablemente en su domicilio.
Su pareja Cynthia Mussa dio a conocer que el Negro se encuentra mucho mejor y compartió una tierna imagen en su cuenta de Twitter: “Gracias a Dios en casa...” .
El exdefensor de Boca, River, Argentinos, Independiente y varios escudos españoles, además de la Selección Argentina, que el próximo 7 de febrero cumplirá 52 años, el 1 noviembre de 2009 sufrió un asalto mientras manejaba su BMW. Un auto con cuatro delincuentes cruzó en su camino, intentó escapar y uno de ellos le disparó en el rostro y le provocó la pérdida de su ojo derecho y la imposibilidad de mover sus piernas.
Sin embargo, más allá del desenlace, jamás guardó rencor para con las personas que le arrebataron los sueños, se expresó en contra de la mano dura y aseguró que “esos chicos que me robaron, como todos los demás, deberían haber estado contenidos”.
Para intentar sacar algún aprendizaje de los infortunios de la vida y tender una mano en la contención de los jóvenes más vulnerables, en 2013 surgió la idea de fundar el Fernando Cáceres de Fútbol Club, que aún hoy sigue creciendo. “Yo no vine para juzgar a nadie, vine para vivir y disfrutar con los chicos acá. Yo veo con el entusiasmo que llegan y yo ese entusiasmo lo tuve. Me da muchas ganas de estar con ellos. Yo quiero estar a su altura. Me gustaría que me vean fuerte y no en una silla de ruedas”, relató el campeón de la Copa América con la albiceleste. 
En 2015, pese a que los médicos le habían dicho lo contrario, sorprendió a todos y volvió a caminar. “Es una cuestión de querer vivir. Sin calidad de vida no se vive. Fueron las ganas y el entusiasmo.
 Cada uno tiene su historia y mi historia es esta. Encarar la realidad, entender que pasó todo eso y, de ahí en más, arrancar de cero”, reflexionó Cáceres, quien al año siguiente recibió una distinción como Ciudadano Ilustre del Deporte por parte de la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires.
Hoy, nuevamente en casa, buscará seguir evolucionando favorablemente y continuar dejando su huella en cada uno de los chicos a los que les inculca cariño, respeto y valores. Para el fútbol y también para la vida.

Después de varios días peleándola, el exjugador de la selección argentina de fútbol, Fernando Cáceres, que había sufrido una descompensación la semana pasada y estaba internado en coma farmacológico en el Instituto Haedo, fue dado de alta en las últimas horas y ya se encuentra recuperándose favorablemente en su domicilio.

Su pareja Cynthia Mussa dio a conocer que el Negro se encuentra mucho mejor y compartió una tierna imagen en su cuenta de Twitter: “Gracias a Dios en casa...” .

El exdefensor de Boca, River, Argentinos, Independiente y varios escudos españoles, además de la Selección Argentina, que el próximo 7 de febrero cumplirá 52 años, el 1 noviembre de 2009 sufrió un asalto mientras manejaba su BMW.

Un auto con cuatro delincuentes cruzó en su camino, intentó escapar y uno de ellos le disparó en el rostro y le provocó la pérdida de su ojo derecho y la imposibilidad de mover sus piernas.

Sin embargo, más allá del desenlace, jamás guardó rencor para con las personas que le arrebataron los sueños, se expresó en contra de la mano dura y aseguró que “esos chicos que me robaron, como todos los demás, deberían haber estado contenidos”.

Para intentar sacar algún aprendizaje de los infortunios de la vida y tender una mano en la contención de los jóvenes más vulnerables, en 2013 surgió la idea de fundar el Fernando Cáceres de Fútbol Club, que aún hoy sigue creciendo.

“Yo no vine para juzgar a nadie, vine para vivir y disfrutar con los chicos acá. Yo veo con el entusiasmo que llegan y yo ese entusiasmo lo tuve. Me da muchas ganas de estar con ellos. Yo quiero estar a su altura. Me gustaría que me vean fuerte y no en una silla de ruedas”, relató el campeón de la Copa América con la albiceleste. 

En 2015, pese a que los médicos le habían dicho lo contrario, sorprendió a todos y volvió a caminar. “Es una cuestión de querer vivir. Sin calidad de vida no se vive. Fueron las ganas y el entusiasmo.

 Cada uno tiene su historia y mi historia es esta. Encarar la realidad, entender que pasó todo eso y, de ahí en más, arrancar de cero”, reflexionó Cáceres, quien al año siguiente recibió una distinción como Ciudadano Ilustre del Deporte por parte de la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires.

Hoy, nuevamente en casa, buscará seguir evolucionando favorablemente y continuar dejando su huella en cada uno de los chicos a los que les inculca cariño, respeto y valores. Para el fútbol y también para la vida.




Recomienda esta nota: