27/01/2021

Deportes

EXPECTATIVA

Quién es Agustín Palavecino, el 10 que quiere Gallardo en River

Se formó y debutó en Platense, el club donde maduró en medio de murmullos contra los que debió batallar.

Agustín Palavecino nació en Florida, barrio del Gran Buenos Aires, el 9 de noviembre de 1996. Rubio, facciones de niño que mantiene hasta hoy, de contextura pequeña, esa que cuando decidió que sería jugador de fútbol profesional, allá por sus seis años, le jugó en contra incluso hasta las horas de su debut como profesional, concretado en Platense, el club, su casa.
Fue el ojo de halcón de Marcelo Gallardo quien lo detectó, lo mandó a ver in situ, en Colombia, donde juega, y tras el informe de sus enviados confirmó: lo quiero en River. Agustín Palavecino, Pala, es el 10 que el DT quiere vestido de River.
“Lo conozco desde 2010, cuando él estaba en las inferiores de Platense y yo trabajaba en el departamento de prensa”, cuenta en diálogo con Toda Pasión Gustavo Javier Lamy, exjefe de prensa del Club Atlético Platense dedicado a la difusión de las informaciones del club y el plantel profesional pero enfocado con particular dedicación a cada detalle de las divisiones menores del club de Vicente López. Allí descubrió al 10 que hoy, a sus 24, es la gran figura del América de Cali.
“La historia de Palavecino es una historia de superación absoluta. Yo siempre le digo a los chicos de inferiores que sigan ese ejemplo, lo conozco desde que era alcanzapelotas, era muy chiquito, siempre le decíamos que se parecía a He-Man por el pelo pero era muy chiquito... Incluso entre la gente de prensa y los responsables de inferiores comentábamos que era imposible que llegara a Primera porque si bien tenía muchas condiciones era tan chiquito que creíamos que el físico lo iba a condenar. Toda la ropa le quedaba grande, arrastraba los pantalones... Es el día de hoy que le pedimos disculpas”, cuenta uno de los hombres que más de cerca siguió el desarrollo de Agustín Palavecino.
Lamy recordó que “en su momento incluso no lo convocaban. Él empezó a destacarse en séptima, después en sexta, y ya en quinta iba mucho al banco, nunca fue titular indiscutido salvo en la última etapa que lo catapulta a Primera. Fue parte de la categoría 96 que si bien no salió campeón, fue de las que mejor jugaba, sino la mejor”.
Fuente: Luana Viera, para TN

Agustín Palavecino nació en Florida, barrio del Gran Buenos Aires, el 9 de noviembre de 1996. Rubio, facciones de niño que mantiene hasta hoy, de contextura pequeña, esa que cuando decidió que sería jugador de fútbol profesional, allá por sus seis años, le jugó en contra incluso hasta las horas de su debut como profesional, concretado en Platense, el club, su casa.

Fue el ojo de halcón de Marcelo Gallardo quien lo detectó, lo mandó a ver in situ, en Colombia, donde juega, y tras el informe de sus enviados confirmó: lo quiero en River. Agustín Palavecino, Pala, es el 10 que el DT quiere vestido de River.

“Lo conozco desde 2010, cuando él estaba en las inferiores de Platense y yo trabajaba en el departamento de prensa”, cuenta en diálogo con Toda Pasión Gustavo Javier Lamy, exjefe de prensa del Club Atlético Platense dedicado a la difusión de las informaciones del club y el plantel profesional pero enfocado con particular dedicación a cada detalle de las divisiones menores del club de Vicente López. Allí descubrió al 10 que hoy, a sus 24, es la gran figura del América de Cali.

“La historia de Palavecino es una historia de superación absoluta. Yo siempre le digo a los chicos de inferiores que sigan ese ejemplo, lo conozco desde que era alcanzapelotas, era muy chiquito, siempre le decíamos que se parecía a He-Man por el pelo, pero era muy chiquito... Incluso entre la gente de prensa y los responsables de inferiores comentábamos que era imposible que llegara a Primera porque si bien tenía muchas condiciones era tan chiquito que creíamos que el físico lo iba a condenar. Toda la ropa le quedaba grande, arrastraba los pantalones... Es el día de hoy que le pedimos disculpas”, cuenta uno de los hombres que más de cerca siguió el desarrollo de Agustín Palavecino.

Lamy recordó que “en su momento incluso no lo convocaban. Él empezó a destacarse en séptima, después en sexta, y ya en quinta iba mucho al banco, nunca fue titular indiscutido salvo en la última etapa que lo catapulta a Primera. Fue parte de la categoría 96 que si bien no salió campeón, fue de las que mejor jugaba, sino la mejor”.

Fuente: Luana Viera, para TN



Recomienda esta nota: