04/02/2021

Deportes

NEGOCIACIÓN

Los motivos que enfrían la llegada de Tenaglia a Boca

El Xeneize negocia para quedarse con el lateral derecho.

Luego de concretar la llegada de Marcos Rojo, Boca ahora apunta a Nahuel Tenaglia, el lateral derecho que quiere para cubrir la salida de Julio Buffarini, quien finaliza su contrato el 30 de junio y el  club ya anunció que no habrá renovación. Además, el Consejo de Fútbol podría decidir no utilizarlo en estos últimos meses. 
Ya hubo contacto entre el Xeneize y Talleres, pero las negociaciones se enfriaron.
El futbolista es una pieza clave en el equipo de Alexander Medina y por eso desde la T pidieron el porcentaje de dos jugadores a cambio, como parte de pago en la operación. Se trata de Agustín Obando, que ha tenido varios minutos con Miguel Ángel Russo, y Aaron Molinas. 
Este último se desempeña como mediocampista. Puede jugar de doble 5 o enganche y ha concentrado en varias ocasiones con el plantel, pero por diferentes problemas físicos no logró debutar.
La primera propuesta de Boca fue para comprar el 50 por ciento de la ficha del futbolista. Por su parte, Talleres (que tiene el 60 por ciento del pase del lateral) respondió con el pedido de los dos jugadores del Xeneize. En este punto, la diferencia está en que la T quiere porcentajes de los juveniles del Xeneize y en la Ribera están dispuestos a acordar préstamos.
Pero además surge otra traba. El futbolista es dueño del 40 por ciento restante de su propia ficha. Y en principio la intención es que la operación sea por el 100 por ciento o nada. En estas condiciones, las partes, por ahora, están lejos de llegar a un acuerdo.
De todos modos, pese a la reunión que se llevó a cabo este jueves, el Xeneize está lejos de bajarse del interés por el lateral de 24 años, que tuvo un paso por las inferiores, y quedaron en volver a hablar para limar asperezas. Hasta el momento es el principal apuntado para reforzar ese puesto del equipo y van a seguir negociando.
El amistoso que Boca y Talleres jugarán el sábado en el complejo Pedro Pompilio podría servir como excusa para que ambas partes se vean las caras para definir la situación de Tenaglia. Sin embargo, habrá que esperar si hay algún otro avance antes del fin de semana.
Luego de concretar la llegada de Marcos Rojo, Boca ahora apunta a Nahuel Tenaglia, el lateral derecho que quiere para cubrir la salida de Julio Buffarini, quien finaliza su contrato el 30 de junio y el  club ya anunció que no habrá renovación. Además, el Consejo de Fútbol podría decidir no utilizarlo en estos últimos meses. 

Ya hubo contacto entre el Xeneize y Talleres, pero las negociaciones se enfriaron.

El futbolista es una pieza clave en el equipo de Alexander Medina y por eso desde la T pidieron el porcentaje de dos jugadores a cambio, como parte de pago en la operación. Se trata de Agustín Obando, que ha tenido varios minutos con Miguel Ángel Russo, y Aaron Molinas. 

Este último se desempeña como mediocampista. Puede jugar de doble 5 o enganche y ha concentrado en varias ocasiones con el plantel, pero por diferentes problemas físicos no logró debutar.
La primera propuesta de Boca fue para comprar el 50 por ciento de la ficha del futbolista. Por su parte, Talleres (que tiene el 60 por ciento del pase del lateral) respondió con el pedido de los dos jugadores del Xeneize. En este punto, la diferencia está en que la T quiere porcentajes de los juveniles del Xeneize y en la Ribera están dispuestos a acordar préstamos.

Pero además surge otra traba. El futbolista es dueño del 40 por ciento restante de su propia ficha. Y en principio la intención es que la operación sea por el 100 por ciento o nada. En estas condiciones, las partes, por ahora, están lejos de llegar a un acuerdo.

De todos modos, pese a la reunión que se llevó a cabo este jueves, el Xeneize está lejos de bajarse del interés por el lateral de 24 años, que tuvo un paso por las inferiores, y quedaron en volver a hablar para limar asperezas. Hasta el momento es el principal apuntado para reforzar ese puesto del equipo y van a seguir negociando.

El amistoso que Boca y Talleres jugarán el sábado en el complejo Pedro Pompilio podría servir como excusa para que ambas partes se vean las caras para definir la situación de Tenaglia. Sin embargo, habrá que esperar si hay algún otro avance antes del fin de semana.


Recomienda esta nota: