11/02/2021

Deportes

MERCADO DE PASES

La operación "retorno" de Sebastián Driussi a River frente una nuevo e inesperado obstáculo

Una lesión de un compañero complica de sobremanera la llegada del delantero que pretende Marcelo Gallardo para reforzar el plantel "Millonario".

Sebastián Driussi soñaba con volver a ponerse la camiseta de River. El delantero surgido en el club estaba dispuesto a resignar una montaña de billetes para regresar a Núñez, pero una situación inesperada en el Zenit, dueño de su ficha, hizo que la situación pase de muy difícil a casi imposible... ¿Qué pasó?


En las últimas horas, en plena pretemporada, el club de San Petersburgo sufrió las lesiones de Malcom (rodilla), el brasileño ex Barcelona, y del iraní Sardar Azmoun (tobillo), quien estaba en el radar del Napoli, dos de sus delanteros. De esta manera, al técnico Serguéi Semak sólo le quedan tres atacantes a disposición: el capitán Dzyuba, el juvenil Shamkin, de apenas 18 años, y el propio Driussi.


Frente a este escenario, el club ruso cerraría filas y no dejaría salir a Driussi, a pesar de su deseo. De entrada, si el Gordo se iba, Zenit iba a tener que salir a buscar un delantero. Pero ahora, a la espera de saber la gravedad de las lesiones, serían dos los cupos vacíos.

Fue el mismo Marcelo Gallardo quien le dio entidad a la posibilidad de sumar a Driussi. El Muñeco contó que estaba hablando con él desde hacía más de un mes y, aunque asomaba difícil, la chance pintaba concreta por los grandes deseos del DT y el jugador. "Nos encantaría tenerlo", había dicho el Muñeco.

Claro que, para que se diera, Driussi tenía que resignar un dinero muy importante y River debía apostar a un préstamo oneroso, con opción de compra también alta. Ahora todo depende de la fuerza que pueda hacer el nacido en San Justo, aunque la última palabra la tiene el Zenit, que en 2017 desembolsó 20 millones de dólares para llevárselo.

Las próximas horas serán cruciales para saber si el posible regreso de Driussi a River está caído definitivamente o si el Gordo logra generar alguna chance de reflotarlo. Por lo pronto, al Zenit le queda una semana para terminar se definir el plantel con el que afrontará la nuevo temporada. Por ahora, el deseo está frenado.



Recomienda esta nota: