17/02/2021

Deportes

PASÓ DIEZ DÍAS PRESO

Recuperó la libertad el boxeador Lucas Bastida, el boxeador imputado por abuso sexual

El deportista pagó una fianza y el juez le dictó medidas de restricción. Una compañera de gimnasio denunció que fue violada por el campeón sudamericano y los médicos comprobaron el abuso

El boxeador Lucas Bastida, acusado de abuso sexual por parte de una joven en la ciudad de Mar del Plata, fue excarcelado hoy tras permanecer diez días detenido, y continúa imputado en el marco de la investigación del hecho, informaron fuentes judiciales. Bastida (23), campeón sudamericano mediano, dejó la Unidad Penal 44 de Batán luego de que la titular del Juzgado de Garantías 3 de la localidad balnearia, Rosa Frende, otorgara la excarcelación.


Esta medida había sido solicitada por el defensor del boxeador, Juan Cruz Martínez, y avalada por el fiscal del caso, Leandro Arévalo, titular de la Unidad Funcional de Instrucción 7.

El fiscal fue quien comunicó además personalmente esta decisión a los padres de la víctima, una joven de 19 años que acusó a Bastida de haber abusado sexualmente de ella en un gimnasio marplatense. Para otorgar la excarcelación, la jueza fijó una caución real, y le prohibió al imputado dejar el país o alejarse más de 24 horas de su domicilio.

Además, le impuso una restricción de acercamiento hacia la víctima, familiares de ella y testigos que declararon en el marco de la investigación.

Fuentes judiciales indicaron por otra parte que la causa continua avanzando y se siguen tomando declaraciones testimoniales en la sede de Dirección Departamental de Investigaciones, Bastida había sido detenido el pasado 8 de febrero, tras presentarse en la Comisaría de la Mujer y la Familia, donde la joven había radicado la denuncia 48 horas antes.

Según la víctima, el boxeador abusó de ella en un baño de un gimnasio ubicado en el barrio Don Bosco, a unas 25 cuadras del centro de la ciudad, donde ambos solían entrenar. A partir de la denuncia, se constataron lesiones compatibles con el abuso, por lo que el fiscal solicitó la detención del boxeador y ordenó el secuestro de su teléfono celular, que continuaba siendo peritado.



Recomienda esta nota: