18/02/2021

Deportes

BOMBAZO

Marcelo Gallardo rechazó dirigir a un gigante europeo

"El Muñeco" fue considerado para hacerse cargo del conjunto del Viejo Continente, pero decidió no irse de River.

La gestión de Marcelo Gallardo en River ha llamado la atención de propios y extraños, y sus éxitos lo colocaron en la órbita de más de un club importante de Europa y hasta de la Selección Argentina.
Sin embargo, el entrenador hasta ahora nunca se movió del Millonario. Incluso, a pesar de haber recibido uno de los llamados más tentadores que cualquier entrenador podría recibir: el Barcelona de Lionel Messi.
Tras la final de la Libertadores 2018 que River le ganó a Boca en Madrid, el nombre de Marcelo Gallardo terminó de instalarse a nivel mundial y varias secretarías técnicas lo tenían apuntado. Tal es el caso de la del Barcelona, que con Eric Abidal y Ramón Planes a la cabeza, empezó a pensar en el Muñeco como una posibilidad a futuro y cuando en 2019 el equipo no levantaba cabeza, por ejemplo cuando cayó derrotado ante Liverpool en las insólitas semifinales de la Champions de ese año, en el elenco catalán empezaban a pensar en el sucesor de Valverde.
 
Koeman era una de las opciones, Xavi Hernández otra y Marcelo Gallardo era el tercer nombre en consideración. Por caso, Lionel Messi lo había elegido entre los mejores entrenadores del mundo en los premios The Best. 
El llamado llegó a fines de 2019: fue directo de la Secretaría Técnica del Barcelona con Gallardo. Desde ese contacto, pasaron algunas semanas en donde el Muñeco analizó la posibilidad de irse de River al Barca, y en las que el club español también tuvo conversaciones con el agente de Gallardo.
Pero los tiempos no coincidieron... El 9 de enero de 2020, Barcelona perdió por la Supercopa española 3-2 ante el Atlético de Madrid, lo que marcó el final del ciclo Valverde, que fue despedido. 
Justo cinco días después de que Gallardo comenzara la pretemporada en River y el entrenador tenía una premisa: si comenzaba el año en el Millonario, no iba a escuchar a ningún otro club. Incluso, si este era el Barcelona de Lionel Messi. Koeman no podía salir de la Selección de Holanda, Xavi no lo consideraba el momento oportuno... y Marcelo Gallardo dijo que no. 
El que terminó acordando fue Quique Setién, que llegó con buenos pergaminos desde el Betis, pero jamás pudo plasmar ese trabajo en uno de los dos clubes más importantes de España.
Fuente: TyC Sports

La gestión de Marcelo Gallardo en River ha llamado la atención de propios y extraños, y sus éxitos lo colocaron en la órbita de más de un club importante de Europa y hasta de la Selección Argentina.

Sin embargo, el entrenador hasta ahora nunca se movió del Millonario. Incluso, a pesar de haber recibido uno de los llamados más tentadores que cualquier entrenador podría recibir: el Barcelona de Lionel Messi.

Tras la final de la Libertadores 2018 que River le ganó a Boca en Madrid, el nombre de Marcelo Gallardo terminó de instalarse a nivel mundial y varias secretarías técnicas lo tenían apuntado. Tal es el caso de la del Barcelona, que con Eric Abidal y Ramón Planes a la cabeza, empezó a pensar en el Muñeco como una posibilidad a futuro y cuando en 2019 el equipo no levantaba cabeza, por ejemplo cuando cayó derrotado ante Liverpool en las insólitas semifinales de la Champions de ese año, en el elenco catalán empezaban a pensar en el sucesor de Valverde. 

Koeman era una de las opciones, Xavi Hernández otra y Marcelo Gallardo era el tercer nombre en consideración. Por caso, Lionel Messi lo había elegido entre los mejores entrenadores del mundo en los premios The Best. 

El llamado llegó a fines de 2019: fue directo de la Secretaría Técnica del Barcelona con Gallardo. Desde ese contacto, pasaron algunas semanas en donde el Muñeco analizó la posibilidad de irse de River al Barca, y en las que el club español también tuvo conversaciones con el agente de Gallardo.

Pero los tiempos no coincidieron... El 9 de enero de 2020, Barcelona perdió por la Supercopa española 3-2 ante el Atlético de Madrid, lo que marcó el final del ciclo Valverde, que fue despedido. 

Justo cinco días después de que Gallardo comenzara la pretemporada en River y el entrenador tenía una premisa: si comenzaba el año en el Millonario, no iba a escuchar a ningún otro club. Incluso, si este era el Barcelona de Lionel Messi. Koeman no podía salir de la Selección de Holanda, Xavi no lo consideraba el momento oportuno... y Marcelo Gallardo dijo que no. 

El que terminó acordando fue Quique Setién, que llegó con buenos pergaminos desde el Betis, pero jamás pudo plasmar ese trabajo en uno de los dos clubes más importantes de España.



Fuente: TyC Sports



Recomienda esta nota: