09/04/2021

Deportes

COVID-19

Preocupación en Boca Juniors después de que otro jugador del plantel tuviera que ser aislado

Ya hay dos positivos en el plantel que fueron aislados como Obando y Capaldo, y ahora se sumó un tercer futbolista que fue contacto estrecho de uno de ellos, también desafectado.

Hasta hace un puñado de días, los contagios de coronavirus en Boca parecían haber quedado atrás. Sin embargo, ni el club ni el plantel están exentos de la segunda ola del virus que genera mucha preocupación. De hecho, este jueves en el Complejo de Ezeiza sonó otra alarma de Covid-19: Gonzalo Maroni fue aislado por haber estado en contacto estrecho con un positivo.


Si bien el volante cordobés de 21 años no presenta síntomas y se encuentra bien en su casa, obviamente no pudo participar de la práctica y seguramente ya quede desafectado del viaje a Santa Fe para visitar a Unión este domingo desde las 18.30. Sin embargo, el hisopado que se hizo Maroni arrojó resultados negativos y aunque tampoco tiene síntomas, protocolarmente por haber estado en contacto directo con una persona que sí tiene el virus, fue apartado inmediatamente.

No es el primer caso de un jugador de Boca que está en esta situación en los últimos días. El primero fue Agustín Obando, quien unas horas antes del partido con Defensa y Justicia se quedó afuera del partido también por haber estado en contacto estrecho y el que este jueves no trabajó con sus compañeros por precaución debido a un cuadro gripal. El que lo siguió durante la semana fue Nicolás Capaldo, el otro que continúa aislado.

Si bien la mayoría de los hisopados que se hizo el plantel este jueves dieron negativos, la preocupación en Boca es constante y por eso la alerta es máxima para Miguel Angel Russo y los suyos. De momento, son tres los jugadores que tiene afectados el entrenador. A cuidarse.



Recomienda esta nota: