12/07/2021

Deportes

EUROCOPA

Escándalo en Inglaterra por los insultos racistas contra los futbolistas que erraron penales ante Italia

Los tres jugadores afrodescendientes, fueron blancos de insultos por las redes y las máximas autoridades salieron a condenar esos mensajes.

El primer ministro inglés, Boris Johnson, condenó este lunes insultos racistas en Internet contra tres jugadores afrodescendientes de Inglaterra que este domingo erraron en la definición por penales de la derrota con Italia en la final de la Eurocopa, disputada en Londres.


Marcus Rashford, Jadon Sancho y Bukayo Saka fueron objeto de una avalancha de insultos aberrantes y "emojis" con imágenes de simios y bananas publicados en las redes sociales luego de la final.

"Este equipo de Inglaterra merece ser aclamado como héroes, no ser objeto de ataques racistas en las redes sociales. Los responsables de este atroz abuso deberían estar avergonzados", dijo el líder conservador en un mensaje en su perfil de Twitter.

La Asociación de Fútbol de ese país también emitió un comunicado poco después de que terminara el partido, en el que describía ese comportamiento de algunos aficionados en Internet como "repugnante" e instaba a la policía a aplicar "los castigos más rigurosos posibles".

"Haremos todo lo posible para apoyar a los jugadores afectados mientras instamos a los castigos más rigurosos posibles para los responsables", expresó la FA.

La institución instó al Gobierno a actuar rápidamente y promulgar una legislación adecuada para que este tipo de abusos tenga consecuencias en la vida real.

Además, consideró que las empresas de redes sociales deben intensificar y asumir la responsabilidad y tomar medidas para prohibir a los abusadores en sus plataformas, recopilar pruebas que puedan llevar a un enjuiciamiento y apoyar para que sus plataformas estén libres de este tipo de abusos.

La Policía Metropolitana por su parte, inició una investigación, advirtiendo que el comportamiento "inaceptable" "no será tolerado".

Además informó que 19 de sus oficiales resultaron heridos el domingo, mientras se enfrentaban a grupos de personas violentas y descontroladas en Londres tras el partido.

El técnico de Inglaterra, Gareth Southgate, calificó los insultos racistas contra sus jugadores de "imperdonables". "Simplemente no es lo que representamos. La selección nacional representa a todo el mundo", afirmó en conferencia de prensa.

También el príncipe Guillermo de Inglaterra, nieto de la reina Isabel II, expresó en Twitter su condena a los insultos.

"Estoy asqueado por los insultos racistas dirigidos a los jugadores de Inglaterra tras el partido de anoche. Es totalmente inaceptable que los jugadores tengan que soportar este comportamiento abominable", dijo al tiempo que pidió que todos los implicados tienen que asumir su responsabilidad.



Recomienda esta nota: