21/07/2021

Deportes

COPA LIBERTADORES

Las explicaciones que dio la Policía Militar de Brasil por el uso del gas contra los jugadores de Boca

La Fuerza de Seguridad dio su versión de los sucedido en el estadio Mineirao y los fundamentos de por qué se dio enfrentamiento y asegura que hay policías heridos.

La policía del estado de Minas Gerais justificó este miércoles el uso de gas lacrimógeno y gas pimienta contra integrantes del plantel de Boca Juniors en la zona de vestuarios del estadio Mineirao al afirmar que permitió "evitar la confrontación" con jugadores del club Atlético Mineiro y para garantizar la seguridad de los árbitros.


"Los gases fueron una intervención puntual que evitó la confrontación", dijo el vocero de la Policía Militarizada de Minas Gerais, Flavio Santiago, luego de la declaración de once personas consideradas víctimas, entre policías, agentes de seguridad y árbitros.

"Hubo un intento de invasión en el vestuario de Atlético Mineiro, hubo actos de vandalismo rompiendo patrimonio del estadio Mineirao", comentó el portavoz.

Según el teniente Santiago, también fue agredido un árbitro brasileño que formaba parte del grupo de apoyo al arbitraje del partido, cuestionado por haber anulado con el uso del VAR un gol que Boca Juniors considera legítimo y que en el momento del tanto no había sido cuestionado por los jugadores del Atlético Mineiro.

"Hubo policías lesionados y también víctimas de desacato. Todo el equipo de árbitros de Conmebol está configurado como víctima. Hay ocho acusados y once víctimas", comentó a la prensa brasileña.

La Policía Militarizada fue la que intervino en la seguridad del Mineiro y la que elevó las acusaciones.


Jugadores de Boca y las personas consideradas víctimas declararon durante toda la madrugada en el Ceflan 4, comisaría central de la Policía Civil (investigaciones).

Está previsto que el vuelo de Boca -que perdió el que tenía previsto por el escándalo- salga entre las 15 y 15.30 del aeropuerto de Confins, en las afueras de Belo Horizonte.

El ómnibus con la delegación de Boca Juniors se encuentra estacionado frente a la comisaría, en el barrio Alipio de Mello, con las calle bloqueada por patrulleros, según imágenes de medios locales.

Policías de otras comisarías de Minas Gerais fueron llevados al lugar para ayudar a acelerar la toma de declaración.



Recomienda esta nota: