26/07/2021

Deportes

INCREÍBLE

La historia de la niña de sólo 13 años que le dio una medalla de plata a Brasil en skate

La "Hada" se convirtió en leyenda tras subirse al podio esta madrugada en Tokio 2020.

Brasil no tuvo madrugada este lunes para ver alumbrar a una de sus leyendas del deporte en Tokio 2020, Rayssa Leal, de 13 años, la brasileña más joven en subir a un podio, al conquistar la plata en skate street, un deporte que llegó a estar prohibido en ciudades como San Pablo pero que se transformó en una verdadera pasión nacional.


El "hada" del skate, como es conocida por sus conquistas en torneos nacionales e internacionales de la modalidad incorporada este año por el Comité Olímpico, ha roto las barreras etarias y de género, ya que, escuchó en la escuela, en la familia y en los medios que era un deporte para varones o que era muy niña para practicarlo.

"Estamos probando que el skate no es apenas para los nenes", dijo a la televisión tras vencer la plata, en un podio que marca un hito etario en la historia olímpica: primera quedó la japonesa Momiji Nishiya, también de 13 años, cinco meses más grande que la brasileña, y con el bronce otra nipona, Funa Nakayama, de 16.

Leal es oriunda de Imperatriz, Maranhao, la región más pobre de Brasil y su victoria también reivindica la práctica del skate en el país.

Este deporte fue criminalizado en los años ochenta y prohibido en esa época en San Pablo, donde surgió localmente, ya que sus practicantes no terminaban en un podio con medalla, sino tratados como marginales, detenidos en las comisarías.


Leal mantuvo al país en vilo en la madrugada: ella misma, subcampeona mundial en 2019, eliminó a sus ídolas, las brasileñas Leticia Bufoni y Pamela Rosa.

"Yo fui la ídola de ella cuando comenzó a andar en skate y ahora ella es mi inspiración", dijo Bufoni, emocionada.

La carrera de Leal, de 1,45 de altura y 35 kilos, quedó marcada por un video cuando tenía apenas 7 años. Ella estaba disfrazada de hada y andaba en skate por su barrio, saltando obstáculos y cayéndose, acompañada por su mamá, también presente en la capital japonesa.

Ese video de la "Fadinha" (hadita) lo vio y lo divulgó en sus redes Tony Hawk, el estadounidense que es la mayor leyenda del skate. Hawk desde entonces se convirtió en un fan de la brasileña, a quien vio en Tokio.


Fuente: Telam



Recomienda esta nota: