23/03/2022

Deportes

HUNGRÍA

La Fiscalía de París detuvo al principal sospechoso en el asesinato del ex Puma Federico Aramburu

Por: María Fernanda Maldonado
Los testigos ubican a un militante de extrema derecha en la pelea del bar horas antes del crimen.

El asesinato de Federico Martín Aramburu conmocionó a todo el país. El ex jugador argentino de rugby formó parte de la camada de Los Pumas y ganó la medalla de bronce en el mundial del 2007, convirtiéndose en una figura destacada. Tras los últimos avances en el caso, se informó que el principal sospechoso ya se encuentra en manos de las autoridades.

Según informó la fiscalía de París, Loïk Le Priol es un militante de extrema derecha con quien Aramburu tuvo una discusión en un bar de la capital francesa. El arresto se produjo en Hungría luego de que las autoridades detuvieran a su novia, quien presuntamente estaba manejando el automóvil al momento de la huida. Además, se habla de un tercer cómplice que también disparó, pero hasta ahora se desconoce su paradero.

Le Priol está en la mira de la policía tras varios actos violentos vinculados con grupos de extrema derecha. Asimismo, luego de consultar a varios testigos, se confirmó su presencia en el bar donde se produjo la pelea que poco después terminaría en un tiroteo. Como evidencia extra, las cámaras de seguridad lo ubican en la zona donde se llevó a cabo el crimen.

Tras el arresto del principal sospechoso, la policía aún tiene en la mira a Romain B, el otro implicado en el asesinato y segundo tirador. Según la reconstrucción de los hechos, el asesinato tuvo lugar en horas de la madrugada, específicamente sobre las 6:15, en el boulevard Saint- Michel. Aramburu habría abandonado el bar con Shawn Hegarty, también ex jugador de rugby, cuando fueron interceptados por un jeep militar conducido por la novia de Le Priol.

Al detenerse frente a ellos, dispararon contra el ex Puma. En total, los peritos consiguieron siete casquillos de calibre 22 y 7,65. El reporte forense indicó que Federico Aramburu recibió cuatro disparos, de los cuales dos fueron mortales. El ex jugador de 42 años no pudo ser reanimado por su compañero Hegarty y para cuando llegaron los servicios de emergencia ya era muy tarde.




Recomienda esta nota: