24/05/2021

Sucesos

ESTAFA

Paso a paso el engaño que sufrió una docente a la que le vaciaron los $80 mil que tenía en su cuenta

La damnificada fue guiada por el delincuente a través de una llamada telefónica para operar en un cajero automático y allí habría realizado gestiones y revelado claves que el ladrón aprovechó.

Cristina Vega es una docente de Campo Santo, Salta, que fue estafada telefónicamente por una suma cercana a los $80.000. "Me manipularon psicológicamente, ejercieron mucha presión, me confundieron tanto que seguramente les entregué toda la información que necesitaban", reflexionó.


Todo comenzó con una publicación de su hija, quien puso a la venta por internet una máquina de coser. La misma recibió una respuesta por parte de alguien interesado. "Le solicitó un CBU para hacer el depósito del dinero para cerrar la venta, mi hija me pidió que le enviará el mío", manifestó la docente.

El supuesto comprador realizó un llamado telefónico, informando que ya había realizado el depósito y necesitaba que fueran al cajero para confirmarlo. "Hasta ahí todo era normal; yo debía verificar el depósito para que mi hija entregara la máquina", dijo.

Cuando Cristina estuvo en el cajero pudo comprobar que no había ningún depósito realizado, desde allí se comunicó con el comprador para hacer el reclamo. "Me atendió y me dijo que verifique bien, que el depósito estaba realizado, volví a verificar y no había nada, entonces me dijo que seguramente era porque se trataba de una cuenta que él tenía y era de una empresa, que por lo general había demoras. Además requería de una aceptación por parte del dueño de la cuenta destino".

El estafador planteó una situación extraña, por lo que permitió que le indicara cómo hacer para que ella aceptara la transferencia. Le pidió que tocara un botón luego que eligiera una opción y así repetidas veces y como no lo lograba se puso molesto.

"Comenzó a decirme de muy mala manera que yo le había trabado la cuenta y me dio nuevas instrucciones", dijo. Después que todo ese calvario telefónico se sintió aliviada de que la venta no se haya realizado. Y cuando volvió a ingresar a su cuenta se dio con la ingrata noticia. "Me sacaron $80.000 de un préstamo solicitado para construir mi casa", dijo.



Recomienda esta nota: