11/10/2020

Policiales

PENAL FEDERAL

Descubren 166 bagullos de marihuana ocultos en fideos que habían sido enviados para un preso

Los guardias detectaron la maniobra y los efectivos de la Policía Federal realizaron el control de los alimentos, donde advirtieron cómo habían acondicionado la sustancia.

Los guardia cárceles del Penal Federal de Colonia Pinto descubrieron que en una encomienda de alimentos para uno de los internos, intentaron hacer ingresar 166 bagullos de marihuana, ocultos entre fideos mostacholes.


De acuerdo con lo manifestado por fuentes policiales y judiciales, ayer llegó una encomienda con alimentos para uno de los internos de la Unidad Penitenciaria Federal Nº 35 Colonia Pinto en Santiago del Estero.

Las encomiendas son una modalidad habitual, ya que el Penal alberga a internos de diferentes provincias y las familias les envían víveres de forma recurrente.

Como se hace en todos los casos, procedieron a controlar todo lo que tenía la encomienda. Así advirtieron que algunas bolsas de fideos estaban adulteradas en su empaquetado y su peso era diferente.

Ante la sospecha de que podían contener algún tipo de sustancia, informaron de la situación al juez federal Dr. Guillermo Molinari. El magistrado ordenó que efectivos de la Delegación Santiago del Estero de la Policía Federal se hagan presentes en la Unidad Penitenciaria y procedan a la requisa de los mostacholes.

El trabajo de los uniformados confirmó las sospechas. Habían acondicionado 166 bagullos de marihuana que estaban ocultos entre los fideos, tratando de burlar los controles de los efectivos.

La prueba de campo arrojó que se trataba en total de 190 gramos de cannabis sativa, los cuales fueron incautados y trasladados a la dependencia de la Policía Federal en calidad de secuestros.


A partir del hallazgo, los funcionarios policiales requisaron todo el contenido de la encomienda para establecer si había una maniobra similar en el resto de los alimentos, lo cual fue descartado.

Por otra parte, el juez federal dispuso que se inicien las averiguaciones correspondientes para establecer desde dónde provenía la encomienda y quién el interno destinatario.

Las fuentes ligadas al caso deslizaron que ambos ya estarían identificados, por lo que no se descartaba que se puedan ordenar nuevos procedimientos en las próximas horas.



Recomienda esta nota: