23/10/2018

Argentina

Salud reproductiva

Nacen por día siete hijos de niñas o adolescentes

La estadística indica que es alarmante la cantidad de chicas menores de 15 años que son madres, en Tucumán la cifra se encuentra por encima de la media nacional.
Ampliar (1 fotos)

Alarmantes cifras del embarazo adolescente en Argentina.

En un estudio publicado este martes por el diario Clarín, basado en datos brindados por el Ministerio de Salud y Desarrollo Social correspondientes al año 2015, se puede ver qué tan apremiante es la necesidad de educar en sexualidad a los chicos.

En 2015, nacieron en nuestro país 2.787 niños de madres adolescentes de 10 a 14 años, más de 7 por día. Además, las mujeres de entre 15 y 19 años dieron a luz a otros 108.912 bebés, y 2 de cada 3 (67%) reportaron al momento del posparto que ese embarazo no había sido intencional.

Entre las menores a 15 años que quedaron embarazadas, casi 9 de cada 10 (88,3%) no usó ningún método anticonceptivo. Por otra parte, en el grupo de 15 a 19 años el 77,2% tampoco lo hizo. Estas cifras reflejan la necesidad de trabajar sobre la prevención del embarazo no intencional, tanto en las niñas como en los varones adolescentes, con educación sexual prácticamente desde la misma infancia.

Desde la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP) destacaron la importancia de la prevención del embarazo en la adolescencia, que puede poner en riesgo la salud de las niñas y comprometer su futuro personal, académico y laboral, atentando contra el desarrollo de todo su potencial.

Los especialistas aseguran que para prevenir los embarazos no intencionales en la adolescencia, son fundamentales la educación en el hogar y en la escuela, las campañas públicas de concientización, los mensajes de los medios de comunicación y la atención integral brindada por profesionales de la salud.

“Si uno le da la oportunidad de hablar, el chico pregunta. Y no todos los profesionales brindan esa posibilidad. Es clave que los niños cuenten con ese espacio”, explica a Clarín Diana Pasqualini, pediatra especialista en Adolescencia de SAP y consultora del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez.

Para la especialista resulta fundamental que la comunidad médica contribuya en la educación sexual de los niños. “Hay que trabajar desde la casa y la escuela. El tema es que a los padres les resulta difícil hablar de sexualidad con sus hijos y a muchos niños, consultarles. Y no todos los colegios cumplen con la ESI”, agrega Pasqualini.

La edad de iniciación sexual relatada por las jóvenes de 20 a 29 años es a los 17,1 años en promedio. Sin embargo, en adolescentes mujeres de entre 14 y 19 años, su primera relación sexual se concretó a los 15,5 años. "Estos datos sugieren un adelantamiento en la edad de iniciación sexual, lo que obligatoriamente nos debe llevar a repensar el modelo de educación y prevención para los niños, ya que se enfrentan más tempranamente a estas experiencias", explicó Pasqualini.

Desde un punto de vista socio-sanitario, un "abismo de experiencias" separa a los adolescentes más jóvenes de los menores, por eso se suele dividir a la segunda década de la vida en los períodos 10 a 14 y 15 a 19. En el primer grupo etario, deben considerarse como posibles las situaciones de abuso y coerción, produciéndose circunstancias de incesto y de embarazos y maternidades infantiles forzadas.

Por su parte, entre las adolescentes de 15 a 19 años, los determinantes se relacionan con condiciones de pobreza, estar fuera del sistema escolar, tener relaciones sexuales sin uso sistemático o adecuado de anticonceptivos y estar en pareja o conviviendo. A su vez, hay evidencia de repetición del embarazo en la adolescencia: 1 de cada 4 argentinas que tuvo su primer hijo en la adolescencia, tendrá el segundo antes de los 19 años.

 

En Tucumán, se registró un promedio de 2,5 nacimientos cada mil que corresponden a madres de entre 10 y 14 años, por encima de la media nacional de 1,6, aunque en Formosa asciende a 4,7 y en Chaco llegó hasta 5,2, según los registros del año 2015. (clarin.com)


Recomienda esta nota: