11/06/2020

Argentina

Economía

Mirá quién es el nuevo dueño de Garbarino y en qué se convertirá la cadena comercial

La empresa tenía una importante deuda y ahora buscan ampliar su espectro con una fuerte inversión.

La cadena de comercios de venta de electrodomésticos Garbarino, cambió de dueño y ahora pasó a manos de un empresario que posee una aseguradora y es dirigente de uno de los clubes “grandes” de la Argentina. El cambio de mando en el grupo comercial, traerá alivio a sus empleados, porque se traducirá en el pago de sueldos atrasados y una importante inversión en dos años, además de cubrir la deuda existente.


“El empresario Carlos Rosales se convirtió en presidente del Grupo Garbarino luego de que este miércoles 10 de junio se firmó el traspaso de las acciones y así hacer efectiva la compra del Grupo Garbarino, que se encuentra conformado por las empresas Garbarino. Compumundo. Digital Fueguina, Tecnosur, Garbarino Viajes y Fiden”, anunció el comprador a través de un comunicado.

El mismo comunicado señala que era objetivo de la nueva administración la “continuidad e incremento" de la nómina de 4.325 empleados del grupo que cuenta con más de 200 puntos de venta y 32 centros de distribución logísticos.

“De esta manera, después de un largo proceso de trabajo conjunto, entre los equipos técnicos, proveedores y management de la empresa, finalizó el due diligence y esto marca el inicio de una nueva etapa, Carlos Rosales destacó el enorme desafío que implica poner en marcha el nuevo plan de negocios y expansión de la mayor cadena de retail del mercado argentino. Una empresa de 69 años de historia con un importante capital humano que ha sabido apostar a la omnicanalidad, integrando todas las ventajas del mundo físico y del online, para adaptarse a las nuevas tendencias de consumo, siendo la segunda empresa de comercio electrónico del pais”, agregó el mensaje.

El traspaso se vio acelerado después de que acordaran en mayo el proceso de due dilligence, tras negociaciones con otros grupos interesados en la compra cuyas ofertas no prosperaron. La velocidad de la operación estuvo impulsada por la necesidad de los acreedores de la empresa.

Además, Rosales debió negociar también con el titular de la Federación Argentina de Empleados de Comercio y Servicios (FAECYS), Armando Cavalieri, a quien le garantizó semanas atrás la continuidad de todos los puestos de trabajo y una inyección de entre $ 50 y $ 70 millones para ponerse al día con los sueldos.

La propuesta de Rosales, dirigente de San Lorenzo de Almagro, para el futuro de Garbarino se centra en mantener la operación habitual, lo que incluye el compromiso de mantener la actual cantidad de puestos de trabajo, a la vez que apunta a dotarla de una fuerte impronta digital.

El plan implicaría convertir a los 200 locales de venta también en puntos de entrega de los productos que sean vendidos a través del e-commerce. La venta online es, en gran medida, el canal por el que Rosales apuesta a incrementar la facturación de la cadena. También prevé sumar servicios financieros, incluso una billetera virtual.



Recomienda esta nota: