12/07/2021

Espectáculos

REFLEXIÓN

La dura condena de Dalma Maradona a Morla, los médicos y "la organización"

"Hay muchas negligencias, hay gente involucrada", argumentó la hija del ex DT y capitán de la selección nacional.

Dalma Maradona, una de las hijas del fallecido astro futbolístico Diego Armando Maradona, aseguró este lunes que quiere "ver presos" al ex apoderado de su padre, el abogado Matías Morla, al equipo médico que trataba la salud de su papá y a cada uno de los miembros de lo que llamó "una organización nefasta".
"Hay muchas negligencias, hay gente involucrada, no lo digo yo, ya lo dice la justicia. Si bien los tiempos son largos y a mí me gustaría ya verlos presos, entiendo que la fiscalía está haciendo todo bien. Uno nunca está conforme, porque yo los quiero ver presos", dijo Dalma (34) en una nota con el programa "Los Ángeles de la Mañana" de Canal 13.
Cuando le preguntaron a quiénes se refería cuando dijo que quería verlos presos, Dalma contestó "a todos" e incluyó a todo el equipo médico, a Morla y sus colaboradores y a quienes denominó como "una organización nefasta" por culpa de la cual ella y su hermana Gianinna tenían complicaciones para contactarse con su papá.
"El trabajo que hicieron estas personas es de seis años", sostuvo la mayor de las hijas que Maradona tuvo con su esposa Claudia Villafañe.
"A mí nadie me va a devolver a mi papá, lo tengo claro, pero mínimo, justicia".
"Yo les digo organización porque ellos quieren hacer creer como que era un desorden todo, pero estaba muy bien organizado, cada uno tenía su puesto, su lugar, lo que tenía que hacer, lo que tenía que decir", afirmó la actriz y panelista radial.
El médico
Sobre Leopoldo Luque, médico de cabecera de su padre y principal imputado, Dalma reveló que en el entierro de su padre le preguntó por qué él no le caía bien y que ella no sabía qué contestarle y le dijo: "Lo que pasa es que vos sos muy cholulo".
"Estaban más preocupados por salir en los medios que por hacer bien su trabajo de médicos", señaló sobre los médicos y al respecto, añadió: "Más allá de ser Maradona, era un paciente que no se lo trató de la manera que había que tratarlo".
Matías Morla
Cuando le preguntaron puntualmente si a Morla también lo quería ver preso, Dalma contestó: "Sí, obviamente que sí", y en ese tramo de la entrevista contó que fue ella la que decidió que el apoderado de su padre no pudiera participar del velatorio de su padre en la Casa de Gobierno.
"Me hago cargo que soy la persona que no lo dejó entrar al velorio de mi papá. Fui yo y nadie más que yo", señaló.
También explicó cuál fue el motivo por el cual desde el inicio nunca tuvieron una buena relación con Morla y en su momento tampoco con Víctor Stinfale.
"Vinieron a la casa de mi hermana a que los ayudáramos a laburar con mi papá y que si eso sucedía nos iban a dar una comisión o una parte o porcentaje, y la verdad es que los sacamos cagando", comentó.
Los chats
Sobre las filtraciones de los chats, Dalma dijo: "Gracias a Dios, lo mejor que nos puede pasar a mi hermana y a mí es que lo único que hay de parte de toda esa gente es puteadas hacia nosotras. Ahí creemos que hicimos todo bien".
"Saber, dicho por ellos, que si nosotras nos metíamos, a ellos se les terminaba la guita. En ese sentido mi hermana y yo estamos muy tranquilas", señaló Dalma.

Dalma Maradona, una de las hijas del fallecido astro futbolístico Diego Armando Maradona, aseguró este lunes que quiere "ver presos" al ex apoderado de su padre, el abogado Matías Morla, al equipo médico que trataba la salud de su papá y a cada uno de los miembros de lo que llamó "una organización nefasta".

"Hay muchas negligencias, hay gente involucrada, no lo digo yo, ya lo dice la justicia. Si bien los tiempos son largos y a mí me gustaría ya verlos presos, entiendo que la fiscalía está haciendo todo bien. Uno nunca está conforme, porque yo los quiero ver presos", dijo Dalma (34) en una nota con el programa "Los Ángeles de la Mañana" de Canal 13.

Cuando le preguntaron a quiénes se refería cuando dijo que quería verlos presos, Dalma contestó "a todos" e incluyó a todo el equipo médico, a Morla y sus colaboradores y a quienes denominó como "una organización nefasta" por culpa de la cual ella y su hermana Gianinna tenían complicaciones para contactarse con su papá.

"El trabajo que hicieron estas personas es de seis años", sostuvo la mayor de las hijas que Maradona tuvo con su esposa Claudia Villafañe.

"A mí nadie me va a devolver a mi papá, lo tengo claro, pero mínimo, justicia".

"Yo les digo organización porque ellos quieren hacer creer como que era un desorden todo, pero estaba muy bien organizado, cada uno tenía su puesto, su lugar, lo que tenía que hacer, lo que tenía que decir", afirmó la actriz y panelista radial.


El médico

Sobre Leopoldo Luque, médico de cabecera de su padre y principal imputado, Dalma reveló que en el entierro de su padre le preguntó por qué él no le caía bien y que ella no sabía qué contestarle y le dijo: "Lo que pasa es que vos sos muy cholulo".

"Estaban más preocupados por salir en los medios que por hacer bien su trabajo de médicos", señaló sobre los médicos y al respecto, añadió: "Más allá de ser Maradona, era un paciente que no se lo trató de la manera que había que tratarlo".



Matías Morla

Cuando le preguntaron puntualmente si a Morla también lo quería ver preso, Dalma contestó: "Sí, obviamente que sí", y en ese tramo de la entrevista contó que fue ella la que decidió que el apoderado de su padre no pudiera participar del velatorio de su padre en la Casa de Gobierno.

"Me hago cargo que soy la persona que no lo dejó entrar al velorio de mi papá. Fui yo y nadie más que yo", señaló.

También explicó cuál fue el motivo por el cual desde el inicio nunca tuvieron una buena relación con Morla y en su momento tampoco con Víctor Stinfale.

"Vinieron a la casa de mi hermana a que los ayudáramos a laburar con mi papá y que si eso sucedía nos iban a dar una comisión o una parte o porcentaje, y la verdad es que los sacamos cagando", comentó.


Los chats

Sobre las filtraciones de los chats, Dalma dijo: "Gracias a Dios, lo mejor que nos puede pasar a mi hermana y a mí es que lo único que hay de parte de toda esa gente es puteadas hacia nosotras. Ahí creemos que hicimos todo bien".

"Saber, dicho por ellos, que si nosotras nos metíamos, a ellos se les terminaba la guita. En ese sentido mi hermana y yo estamos muy tranquilas", señaló Dalma.



Recomienda esta nota: