19/07/2021

Espectáculos

TV

El sincericidio de Juana Viale cuando pensó que tenía el micrófono apagado

La nieta de Mirtha Legrand disimuló el momento leyendo sus publicidades.

Juana Viale protagonizó un divertido blooper durante la última emisión de Almorzando con Mirtha Legrand. La conductora, que está al frente del legendario programa que dirige su abuela, dejó expuesto uno de los secretos de la diva.
Todo sucedió mientras Juana estaba haciendo los diferentes PNT que tiene el ciclo y los invitados esperaban para arrancar a comer el plato principal. Fue entonces cuando su micrófono quedó abierto y ella, sin percatarse de ello, aseguró entre risas: “Hace dos años que me muero de hambre”.
Sin embargo, acostumbrada a su rol de conductora, la nieta de Mirtha Legrand disimuló el momento leyendo sus publicidades.
Una vez que terminó con ellas, Juana dio la orden para que sus comensales arranquen. “Podés empezar ahora”, le dijo risueña al standapero Radagast. En alguna ocasión la diva confesó que para cumplir con su trabajo como conductora solía prácticamente no tocar los platos, concentrada en las preguntas que tenía que hacerle a sus invitados y en la entrevista en sí.
Otro momento divertido se vivió al aire luego del segmento de cocina junto a Jimena Monteverde. En ese entonces, la conductora volvió a la mesa mientras bailaba y comía una manzana. “Bueno, ay me mande un pedazo de manzana”, confesó casi sin poder hablar.
“Venías entusiasmada y te olvidaste que había un programa”, comentó Rada. “Venía entusiasmadísima y me clave la manzana, igual no tengo cámara. ¡Ahí estamos, ahí llegamos!”, reprochó Juana, siempre sonriente.
Juana Viale protagonizó un divertido blooper durante la última emisión de Almorzando con Mirtha Legrand. La conductora, que está al frente del legendario programa que dirige su abuela, dejó expuesto uno de los secretos de la diva.

Todo sucedió mientras Juana estaba haciendo los diferentes PNT que tiene el ciclo y los invitados esperaban para arrancar a comer el plato principal. Fue entonces cuando su micrófono quedó abierto y ella, sin percatarse de ello, aseguró entre risas: “Hace dos años que me muero de hambre”.

Sin embargo, acostumbrada a su rol de conductora, la nieta de Mirtha Legrand disimuló el momento leyendo sus publicidades.

Una vez que terminó con ellas, Juana dio la orden para que sus comensales arranquen. “Podés empezar ahora”, le dijo risueña al standapero Radagast. En alguna ocasión la diva confesó que para cumplir con su trabajo como conductora solía prácticamente no tocar los platos, concentrada en las preguntas que tenía que hacerle a sus invitados y en la entrevista en sí.

Otro momento divertido se vivió al aire luego del segmento de cocina junto a Jimena Monteverde. En ese entonces, la conductora volvió a la mesa mientras bailaba y comía una manzana. “Bueno, ay me mande un pedazo de manzana”, confesó casi sin poder hablar.

“Venías entusiasmada y te olvidaste que había un programa”, comentó Rada. “Venía entusiasmadísima y me clave la manzana, igual no tengo cámara. ¡Ahí estamos, ahí llegamos!”, reprochó Juana, siempre sonriente.


Recomienda esta nota: