12/01/2022

Espectáculos

DETALLES

El Mini deportivo de Antonela Roccuzzo equivale a una cartera de Wanda Nara

Tiene un motor de 231 caballos de fuerza. La rosarina se mostró manejando en París.

El auto que Antonela Roccuzzo eligió para pasear por París, contra lo que muchos pueden suponer, dista de llamar tanto la atención en esas latitudes: se trata de una versión “picante” del clásico Mini Cooper, pero un modelo que al lado de los súper deportivos que se ven en la capital francesa pasa casi desapercibido.

Un Mini John Cooper Works (JCW) como el de Antonela en Francia tiene un precio base de 35.000 euros, un valor similar al de solo una de las famosas carteras Hermès Birkin que Wanda Nara suele ostentar en las redes, y que pueden costar hasta 40.000 euros.

Solo como referencia: en Francia el Tesla más accesible, el Model 3, tiene un precio base de 43.000 euros, y puede llegar hasta los 60.000.

Así y todo, Antonela no se inclinó por una versión “tranqui” del Mini, y mucho menos por la eléctrica SE. La John Cooper Works -como indica el tablero en la parte superior- es la variante más deportiva de todos los Mini. Lleva un motor más potente y una puesta a punto especial de la suspensión, más rígida, ideal para divertirse.

En este caso la mecánica es de 2.0 litros, cuatro cilindros y 231 caballos de fuerza, junto a un torque máximo de 320 Nm entre 1450 y 4800 rpm. Eso le permite acelerar de 0 a 100 km/h en 6,1 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 246 km/h.

La historia que compartió Antonela muestra parte del tablero -que es totalmente digital- y el indicador de temperatura exterior en 0 grados. La imagen fue acompañada por un emoji tiritando de frío.

Para los detallistas: también se ve que tiene el tanque lleno, que el auto tiene 4370 kilómetros rodados y -bien por Antonela- que la foto la sacó con el vehículo detenido, ya que de otro modo implicaría un riesgo para la seguridad vial.

La rosarina se inclinó por el opcional de la caja automática de ocho marchas (también viene con caja manual), como permite inferir la “D” de Drive, que aparece entre el velocímetro y el tacómetro. Es decir, el auto estaba listo para avanzar y pasar los cambios solo, aunque si lo prefiriera podría hacerlo desde unas levas detrás del volante.

Lo que en su foto se ve arriba, más oscuro, es el Head Up Display, una tecnología que proyecta allí información relevante (como velocidad o las instrucciones del navegador satelital) para evitar que el conductor tenga que desviar la vista del camino.

La última actualización del Mini John Cooper Works fue el año pasado, cuando recibió retoques estéticos en el exterior, con unas tomas de aire más grandes y un difusor posterior más imponente.

Puertas adentro incorporó el tablero digital -el que Antonela muestra en la imagen-, freno de estacionamiento eléctrico por botón (no más palanca) y detalles en las salidas del aire acondicionado. Además, la pantalla multimedia presenta una nueva intefaz./TN

¿Lo llevará a pasear a Messi?

 

El auto que Antonela Roccuzzo eligió para pasear por París, contra lo que muchos pueden suponer, dista de llamar tanto la atención en esas latitudes: se trata de una versión “picante” del clásico Mini Cooper, pero un modelo que al lado de los súper deportivos que se ven en la capital francesa pasa casi desapercibido.

Un Mini John Cooper Works (JCW) como el de Antonela en Francia tiene un precio base de 35.000 euros, un valor similar al de solo una de las famosas carteras Hermès Birkin que Wanda Nara suele ostentar en las redes, y que pueden costar hasta 40.000 euros.

Solo como referencia: en Francia el Tesla más accesible, el Model 3, tiene un precio base de 43.000 euros, y puede llegar hasta los 60.000.

Así y todo, Antonela no se inclinó por una versión “tranqui” del Mini, y mucho menos por la eléctrica SE. La John Cooper Works -como indica el tablero en la parte superior- es la variante más deportiva de todos los Mini. Lleva un motor más potente y una puesta a punto especial de la suspensión, más rígida, ideal para divertirse.

En este caso la mecánica es de 2.0 litros, cuatro cilindros y 231 caballos de fuerza, junto a un torque máximo de 320 Nm entre 1450 y 4800 rpm. Eso le permite acelerar de 0 a 100 km/h en 6,1 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 246 km/h.

La historia que compartió Antonela muestra parte del tablero -que es totalmente digital- y el indicador de temperatura exterior en 0 grados. La imagen fue acompañada por un emoji tiritando de frío.

Para los detallistas: también se ve que tiene el tanque lleno, que el auto tiene 4370 kilómetros rodados y -bien por Antonela- que la foto la sacó con el vehículo detenido, ya que de otro modo implicaría un riesgo para la seguridad vial.

La rosarina se inclinó por el opcional de la caja automática de ocho marchas (también viene con caja manual), como permite inferir la “D” de Drive, que aparece entre el velocímetro y el tacómetro. Es decir, el auto estaba listo para avanzar y pasar los cambios solo, aunque si lo prefiriera podría hacerlo desde unas levas detrás del volante.

Lo que en su foto se ve arriba, más oscuro, es el Head Up Display, una tecnología que proyecta allí información relevante (como velocidad o las instrucciones del navegador satelital) para evitar que el conductor tenga que desviar la vista del camino.

La última actualización del Mini John Cooper Works fue el año pasado, cuando recibió retoques estéticos en el exterior, con unas tomas de aire más grandes y un difusor posterior más imponente.

Puertas adentro incorporó el tablero digital -el que Antonela muestra en la imagen-, freno de estacionamiento eléctrico por botón (no más palanca) y detalles en las salidas del aire acondicionado. Además, la pantalla multimedia presenta una nueva intefaz./TN

¿Lo llevará a pasear a Messi?




Recomienda esta nota: