18/03/2022

Espectáculos

FUERTE DESENLACE

El trágico final de Gonzalo Heredia en la 1-5/18

Por: María Fernanda Maldonado
El personaje que se debatió entre dos amores se despide de la pantalla y el público se encuentra conmocionado.

La 1-5/18 está llegando a su final y no se podía despedir en este episodio sin dejarnos con el corazón sobresaltado. Esta ficción ambientada en un barrio, se ha robado la atención de miles de espectadores, pero el público quedó realmente conmocionado con el trágico final de uno de sus personajes. Las novelas nos venden la concepción de que el bueno siempre triunfa y se convierten en héroes. Pero… ¿Qué pasa cuando no es así?

El personaje en cuestión es Bruno Medina, protagonizado y popularizado por Gonzalo Heredia. La escena nos transporta al barrio La Peñaloza, donde el cura Lorenzo se ofrece para celebrar la unión de Sebastián y Rita. Sin embargo, poco sabían que Lautaro se encontraba rondando la ceremonia con intenciones de llevarlo todo al desastre.

Por un lado, el personaje interpretado por Nico García Hume ve como su ex mujer se está casando con otro hombre que le ofrece mejores posibilidades. Además, es el padre adoptivo del niño que él mismo la obligó a vender. Asimismo, puede sentir cómo le quedan pocos días a su red de narcotráfico luego de que el cura Lorenzo descubriera una serie de datos importantes.

Mientras Lautaro decide a través de la mira difusa quién será el primer objetivo, Bruno y su novia Gina se acercan al casamiento. “Pensar que los próximos podríamos ser nosotros”, le dice para luego hacerle la propuesta formal. “¿Quieres casarte conmigo?”, suelta de manera definitiva, pero recibe algunas respuestas lascivas por parte de la cantante y futura madre de su hijo.

El destino los lleva a la iglesia, donde la joven acepta la propuesta, aunque sin los anillos. Cuando Lautaro comienza a apuntarle al padre Juan en la sala contigua, los asistentes se dan cuenta y comienza la desesperación. En una acción heroica Bruno decide interceder, pero termina recibiendo un disparo en el abdomen. Viendo que la muerte es inevitable, le susurra finalmente a Sebastián que cuide de Gina.




Recomienda esta nota: