08/04/2022

Espectáculos

CINE

"Tick, tick... Boom": el mejor drama musical de Netflix hasta ahora

Por: María Fernanda Maldonado
Además del buen argumento, Andrew Garfield entrega una de las mejores actuaciones de su carrera.

Netflix se abre a una etapa en la que sus películas pueden competir sin ningún problema contra los grandes de Hollywood. Luego de debutar de manera tímida en ediciones anteriores de los Oscars, llegó al 2022 con dos joyitas. “El Poder del Perro” se llevó el galardón a Mejor Dirección, pero otra cinta que no pasó desapercibida fue “Tick, tick… Boom” de Lin- Manuel Miranda.

Sí, el que escribió uno de los soundtracks más significativos y famosos para el gigante Disney, debutó como director en esta película con corte musical. El interés de Hollywood hacia el cine musical ha renacido y pudimos observarlo con “La La Land” (2016) una de los films más aclamados por la crítica y actualmente con el remake de “West Side Story” (2021).

Puedes ver el tráiler de “Tick, tick… Boom” haciendo click aquí.

En esta oportunidad, “Tick, tick… Boom” nos trae un musical de Jonathan Larson que explora el proceso creativo de los músicos y cómo puede llegar a consumirlos. Por su parte, nos entrega la mejor interpretación de Andrew Garfield en una carrera que incluye títulos como “Hasta el Último Hombre” (2016) y “El Increíble Hombre Araña” (2012).

¿Por qué es una joya?

La forma en la que esta película funciona como un vehículo para demostrar las grandes habilidades que tiene el actor de entregarse en cuerpo y alma es simplemente increíble. Desde el inicio, la narrativa muestra la pasión que tiene Larson por la música, sin embargo, la verdadera prueba de fuego está en demostrar si verdaderamente puede triunfar en Broadway.

En la película podemos observar momentos bastante conmovedores y exasperantes en los que podemos sentir la presión y la urgencia que tiene el personaje de Garfield por materializar sus sueños. Asimismo, el actor agregó que el proceso de grabar la película fue de gran ayuda para soltar un poco lo que sintió tras el fallecimiento de su madre. Definitivamente “Tick, tick… Boom” es una producción perfecta para encontrar el camino dentro de situaciones competitivas.




Recomienda esta nota: