15/09/2022

Espectáculos

Espectáculos

Luis Ventura recordó el día que dio una nota desde un ataúd y contó los motivos

Por: Anabel Benicio
El periodista contó la experiencia que tuvo en el féretro y reflexionó sobre las razones que lo llevaron a realizar la entrevista desde ese lugar.

Luis Ventura visitó el piso de LAM (América) y las angelitas mencionaron la entrevista que el periodista brindó desde un ataúd. Horrorizadas por la imagen pidieron explicaciones del contexto y él, muy tranquilo, dio sus razones y justificó su decisión.

“A mí la muerte no me mueve un pelo, salvo que sea de alguien que quiero porque es una partida que uno la siente. Pero no me da miedo la muerte; la muerte está adentro de la vida”, explicó.

También, se animó a hacer una confesión: “Yo me acuesto a dormir con las cenizas de mi padre y mi madre, y todos los perros que tuve, en el dormitorio”.

Cómo Luis Ventura llegó a dar una entrevista desde un ataúd

Luis Ventura reveló que fue invitado al programa por su colega Silvia Freire, con quien trabajó en Desayuno Americano (América). “Me pareció una tipa que sabía de psicología y psiquiatría. Se me complicó, pero me supo esperar y fui”, contó.

No preguntó el contexto de la entrevista y pensó que los temas que tratarían serían los habituales: “lo sentimental, lo afectivo, la vida”. ”Yo pensé que esa era la nota. Pero en un momento, me dice de hacer un break”, relató.

Y sorprendió al develar cómo fue la secuencia en la que descubre al protagonista de la escena: “Mientras tomábamos un té, se para y saca un mantel que cubría el féretro. Estaba cerrado, abre la tapa y queda como un respaldo de un sillón. Y en su cuestionario aparece una pregunta sobre la muerte”. Ahí empezaron a dialogar sobre el fin de la vida y la conductora lo invitó a acostarse en el ataúd.

Él accedió, aunque no dejó que le cerraran la tapa. Celeste Muriega -que estaba en el programa como panelista- y Christian Sancho, dos que también pasaron por el ciclo de Freire, no tuvieron la misma suerte y tuvieron la experiencia completa desde el “sobretodo de madera”, tal como lo llamaron en LAM.

“Me preguntó cómo me sentía, mi mirada sobre la vida, la muerte... nada más. Mi familia me llamó para putearme”, aseguró Luis, mientras se reía por la situación. Si bien le sorprendió, tampoco le pareció grave: “A los 66 años, que son los que tengo, me gusta tomar mis decisiones”, concluyó.//Fuente: TN Show




Recomienda esta nota: