30/09/2016

Tucumán

Tras dos años detenido en Argentina, extraditarán a EEUU a un "asesino a sueldo de la mafia"

La Corte Suprema de Justicia de la Nación aprobó la extradición de Anthony Rocco Franklin, quién había huido a la Argentina cuando gozaba de libertad condicional en una causa por haber matado a su yerno.

La Corte Suprema de Justicia de la Nación aprobó la extradición a Estados Unidos de Anthony Rocco Franklin (72), un ciudadano estadounidense que admitió haber sido "asesino a sueldo de la mafia" y huyó a la Argentina cuando gozaba de libertad condicional en una causa por haber matado a su yerno.

 

El fallo sobre la extradición de Franklin tras dos años de permanecer detenido en el país, ratifica lo decidido en primera instancia por el juez federal Sebastián Ramos y fue firmado por el presidente de la Corte, Ricardo Lorenzetti, y los ministros Elena Highton de Nolasco y Juan Carlos Maqueda.

 

Franklin, oriundo de Pensilvania, que admitió haber sido "asesino a sueldo de la mafia", huyó de su país cuando gozaba de libertad condicional en una causa por el crimen de su yerno, por lo que hubo un pedido de captura internacional, con fines de extradición para ser juzgado en el condado de Columbia.

 

Al detenido se lo acusa también de los delitos de "homicidio, concierto delictivo, robo con allanamiento de morada, dos cargos de incendio intencional y delitos relacionados, tentativa criminal/homicidio y amenazas terroristas".

 

Efectivos de la Policía Federal Argentina (PFA) detuvieron al fugitivo estadounidense el 14 de septiembre de 2014 cuando caminaba por la calle Gurruchaga al 2100, cerca del Jardín Botánico, en el barrio porteño de Palermo y lo pusieron a disposición del juzgado Federal 2, a cargo de Sebastián Ramos.

 

Una vez detenido, Franklin fue alojado en la Sección Alcaidía de la Superintendencia de Investigaciones Federales de la PFA desde donde fue trasladado a la Unidad 29 del Servicio Penitenciario Federal (SPF), donde permaneció aguardando el trámite de su extradición.

 

De acuerdo al informe de las autoridades de Interpol Washington, EE.UU, el detenido y su hija, María Sanutti (51), cometieron múltiples delitos entre el 1 de octubre de 2009 y el 31 de julio de 2012, en los condados de Columbia y Montour.

 

Entre esos delitos, se los acusa de haber asesinado al ex marido de ella, Frank Spencer, a quien le dispararon con un rifle y un revólver cuando estaba en la puerta de su casa y luego arrastraron el cuerpo hasta el interior de la vivienda, limpiaron el lugar y robaron el vehículo y el perro de la víctima.

 

Por este crimen y otros delitos, la hija de Franklin fue detenida en julio de este año, en los Estados Unidos y condenada a prisión perpetua.

 

Además, al extraditado se lo acusa de haber irrumpido en el hogar de su yerno en el condado de Columbia, en 2009, para robar documentos y enviárselos a su hija, que en esa época estaba en trámite de divorcio con la víctima, y luego provocar un incendio en la vivienda. También está acusado de haber prendido fuego, un año después, la casa de la amante de su yerno, en el condado de Montour.

 

Según un informe de la Policía estadounidense Franklin, quien estaba con libertad condicional hasta 2015, tiene también como antecedentes delictivos haber confesado ser un asesino a sueldo de la mafia, y una detención en diciembre de 1989 en el condado de Snyder, Pensilvania, por la fabricación de metanfetamina, por la que recibió una condena de 15 años.



Recomienda esta nota: