02/10/2020

Policiales

FEMICIDIO

Benefician con arresto domiciliario al hijo de una exjueza que asesinó a su novia y la arrojó al vacío

El crimen ocurrió en la ciudad de Entre Ríos, ahora el femicida permanece privado de la libertad en el departamento de su madre, en un sexto piso de un edificio céntrico.

El hijo de una exjueza de Entre Ríos que fue detenido por el femicidio de su novia, Julieta Riera, golpeada y arrojada desde el octavo piso de un edificio en la zona céntrica de la ciudad de Paraná el 30 de abril pasado, fue trasladado hoy a la casa de su madre para cumplir la prisión domiciliaria otorgada a principio de mes, informó el fiscal de la causa, Ignacio Aramberry.


“Quedó firme el fallo de apelación, denegaron el recurso de casación que planteé y esta mañana lo trasladaron al domicilio", apuntó el fiscal en diálogo con Télam.

Los jueces Hugo Perotti, Marcela Davite y Darío Perroud, rechazaron ayer, por mayoría, el recurso de casación interpuesto por la abogada querellante Corina Beisel y el fiscal para que Jorge Julián Christe (31) permanezca en prisión.

Por ello, mantuvieron la decisión del pasado 2 de septiembre de otorgar arresto domiciliario con tobillera electrónica por 60 días.

Aramberry confirmó hoy a Télam que Christe permanece en un departamento del sexto piso ubicado en calle San Martín 329, en la zona del parque de la capital entrerriana, bajo la custodia de su madre, la exjueza en lo Civil y Comercial Ana María Stagnaro.

El femicidio de Riera ocurrió el pasado 30 de abril cuando cayó del balcón del departamento 5, del octavo piso del edificio de la calle San Martín 918.

El fiscal Aramberry explicó que, de acuerdo a los datos obtenidos en la investigación, el episodio ocurrió entre las 2.20 y 2.50 de ese día, y que Christe "agredió físicamente" a la joven y "le comprimió manualmente el cuello hasta dejarla en estado de inconsciencia", tras lo cual "la arrojó con vida desde el balcón".

La joven, que estudiaba para terminar el secundario, presentaba más de 31 lesiones, hematomas, hemorragias y excoriaciones en el rostro, cuello, brazos y piernas, según se desprende del informe forense.

Además, parte de las lesiones, principalmente en la zona del cuello, fueron "anteriores" a la caída.

La pareja convivía desde hacía un año y medio y, según se determinó en la causa, "más de 10 personas" entre familiares y amigos de la chica "sabían que la relación que mantenían estaba caracterizada por la violencia de género", añadió el representante del Ministerio Público.



Recomienda esta nota: