01/12/2023

Tucumán

política

Chahla dejó sin efecto las últimas designaciones que había realizado Alfaro

La intendenta se sumó al ajuste y firmó un decreto para dar de baja al personal nombrado en planta transitoria y permanente desde el 1 de septiembre.

La Municipalidad de San Miguel de Tucumán experimenta ajustes en el gasto público, con la intendenta Rossana Chahla anulando todas las designaciones de personal realizadas en los últimos meses por su antecesor, Germán Alfaro.


A través del decreto 6314, la jefa municipal estableció que los trabajadores incorporados a la planta transitoria y permanente del municipio entre el 1 de septiembre y el 27 de octubre dejan de formar parte de la planta estatal.


Simultáneamente, se instruye a la secretaría general, a cargo de Camila Giuliano, a formar una comisión que evalúe cada contratación realizada por la gestión anterior desde el 1 de junio pasado, asegurando que sea esencial para el normal funcionamiento del organismo. Además, se autoriza a Contaduría General a realizar los ajustes necesarios en el sistema de liquidación de haberes del personal desvinculado.


El decreto se respalda en un expediente presentado por el subsecretario de Capital Humano, Hernán Iramain, que informa sobre recientes nombramientos y encasillamientos en la planta interna del municipio. La intendenta justificó las medidas, argumentando la necesidad de racionalizar los recursos municipales dadas las actuales condiciones económicas, en línea con las acciones tomadas por el Gobierno Provincial para contener el gasto público.


Aunque no se especifica el número exacto de afectados, fuentes municipales sugieren que alrededor de 1.700 trabajadores podrían estar incluidos en el decreto.


Chahla abordó la noción de estabilidad laboral, indicando que esta está condicionada a la permanencia en el cargo por un lapso definido. Explicó que, bajo la proposición indicada, los empleados municipales no pueden gozar automáticamente del derecho a la estabilidad, subrayando la necesidad de ingreso a través de procesos de selección basados en la idoneidad, entre otros criterios.


La intendenta también citó el Estatuto del Personal Municipal (ordenanza 895/68), que establece que el nombramiento del personal es provisorio durante los primeros seis meses y que la estabilidad y permanencia en el empleo están condicionadas a las disposiciones del estatuto.


Estas medidas de ajuste en la Municipalidad siguen las acciones previas del gobernador Jaldo, quien implementó medidas de contención del gasto, incluyendo la anulación de designaciones realizadas en el último tramo de la gestión de Juan Manzur como gobernador. Estas decisiones buscan generar ahorros significativos en las arcas públicas.




Recomienda esta nota: