23/10/2020

Deportes

DECLARACIONES

El presidente de la FIFA citó a Boca para explicar su idea de masificar el fútbol a nivel mundial

Mencionó al club argentino al referirse a sus ideas de masificar el fútbol más allá de los límites de Europa.

En una entrevista de la que se hicieron eco varios medios europeos, Gianni Infantino dejó clara su postura respecto a la globalización del fútbol. Pretende romper las fronteras del Viejo Continente y que haya competitividad en todos los rincones del planeta. Vela por todas las federaciones y países y no está tan pendiente de la liga europea que puede llegar a gestarse en el futuro próximo. En su argumento mencionó a uno de los más poderosos de Sudamérica: Boca Juniors.
“Como presidente de la FIFA, mi prioridad es la Copa Mundial de Clubes, no la Superliga europea. Para mí no se trata del Bayern Múnich contra Liverpool, sino del Bayern Múnich contra Boca Juniors”. Claro que de ahora en más no habrá posibilidades de reeditar la Intercontinental que alemanes y argentinos disputaron en el año 2001 ya que se modificó el formato de competición con el Mundial de Clubes que ahora ampliaría sus cupos a un total de 24 (en China, a partir de 2022).
El suizo ahondó en el tema: “Quiero que los clubes de fuera de Europa sean atractivos a nivel global en el futuro. Esa es mi visión, tener 50 clubes y 50 selecciones nacionales que puedan convertirse en campeones del mundo”. Y ejemplificó: “Liverpool tiene 180 millones de aficionados en todo el mundo. Flamengo tiene 40 millones de aficionados y 39 de ellos están en Brasil. Liverpool tiene tal vez 5 millones de hinchas en Inglaterra y 175 millones en todo el mundo”.
Aunque el Mundialito de Qatar que estaba estipulado para diciembre de este año fue postergado indefinidamente por la pandemia del coronavirus que atrasó todos los calendarios, existe una chance de que Bayern Múnich y Boca se crucen. Eso sucederá si el conjunto de Miguel Ángel Russo levanta la actual edición de la Copa Libertadores y se adueña del cupo reservado para un club sudamericano. Habrá otras seis plazas más: los bávaros (campeones europeos) y los campeones de la Liga de Campeones de la Concacaf (Norte, Centroamérica y Caribe), AFC (Asia), CAF (África), OFC (Oceanía) y Al-Duhail, campeón de la Stars League 2019/2020 de Qatar.
No es la primera vez que Infantino pondera a esta región ya que hace algunos meses había declarado que “hay que agradecer a la Conmebol y el fútbol sudamericano y ayudarlos a mantener sus talentos, trabajar para mejorar el fútbol sudamericano”.

En una entrevista de la que se hicieron eco varios medios europeos, Gianni Infantino dejó clara su postura respecto a la globalización del fútbol. Pretende romper las fronteras del Viejo Continente y que haya competitividad en todos los rincones del planeta. Vela por todas las federaciones y países y no está tan pendiente de la liga europea que puede llegar a gestarse en el futuro próximo.

En su argumento mencionó a uno de los más poderosos de Sudamérica: Boca Juniors.

“Como presidente de la FIFA, mi prioridad es la Copa Mundial de Clubes, no la Superliga europea. Para mí no se trata del Bayern Múnich contra Liverpool, sino del Bayern Múnich contra Boca Juniors”.

Claro que de ahora en más no habrá posibilidades de reeditar la Intercontinental que alemanes y argentinos disputaron en el año 2001, ya que se modificó el formato de competición con el Mundial de Clubes que ahora ampliaría sus cupos a un total de 24 (en China, a partir de 2022).

El suizo ahondó en el tema: “Quiero que los clubes de fuera de Europa sean atractivos a nivel global en el futuro. Esa es mi visión, tener 50 clubes y 50 selecciones nacionales que puedan convertirse en campeones del mundo”. Y ejemplificó: “Liverpool tiene 180 millones de aficionados en todo el mundo. Flamengo tiene 40 millones de aficionados y 39 de ellos están en Brasil. Liverpool tiene tal vez 5 millones de hinchas en Inglaterra y 175 millones en todo el mundo”.

Aunque el Mundialito de Qatar que estaba estipulado para diciembre de este año fue postergado indefinidamente por la pandemia del coronavirus que atrasó todos los calendarios, existe una chance de que Bayern Múnich y Boca se crucen. Eso sucederá si el conjunto de Miguel Ángel Russo levanta la actual edición de la Copa Libertadores y se adueña del cupo reservado para un club sudamericano. Habrá otras seis plazas más: los bávaros (campeones europeos) y los campeones de la Liga de Campeones de la Concacaf (Norte, Centroamérica y Caribe), AFC (Asia), CAF (África), OFC (Oceanía) y Al-Duhail, campeón de la Stars League 2019/2020 de Qatar.

No es la primera vez que Infantino pondera a esta región, ya que hace algunos meses había declarado que “hay que agradecer a la Conmebol y el fútbol sudamericano y ayudarlos a mantener sus talentos, trabajar para mejorar el fútbol sudamericano”.



Recomienda esta nota: