05/07/2023

Opinión

Opinión

Independiente: una asamblea para formalizar el caos

Por Alejandro Duchini, para Página 12.

Envuelto en un clima político tenso, este jueves a las 19 se realizará la Asamblea Extraordinaria en la sede de Independiente para elegir quién seguirá al frente del club. A tres meses de asumir temporalmente como presidente, la continuidad de Néstor Grindetti es una de las alternativas. Grindetti es a la vez intendente de Lanús (en licencia) y precandidato a la gobernación bonaerense por Juntos por el Cambio, avalado por Patricia Bullrich. Todo indica que seguirá en el cargo; las alternativas que se manejan son Juan Marconi, actual vicepresidente segundo, y Daniel Seoane, secretario general e integrante de la gestión de Hugo Moyano.

Serán 90 los representantes de socios (62 oficialistas y 28 opositores) que votarán en el gimnasio Jorge Bottaro, en Mitre 470, Avellaneda. El acto será transmitido en directo por el canal oficial del club en YouTube.

Independiente sufre en todos los ámbitos: en el deportivo, en el económico y en el político. Desde hace años dirimen su control el moyanismo –ya alejado, aunque algunos de sus integrantes se acomodaron en la nueva gestión– y el PRO, que se impuso por amplísimo margen en las elecciones del año pasado.

Los hinchas y socios se movilizan desde hace meses para seguir de cerca la situación. En el estadio Libertadores de América Ricardo Bochini, el domingo, en la previa al partido ante Huracán, algunos de ellos expresaron su hartazgo ante las internas políticas con una bandera en la que se leía "Afuera PRO y kirchnerismo de Independiente. Milito, Agüero y Mancuello, en ustedes confiamos. Los socios". Lo extraño es que antes de que termine el encuentro fue quitada.

Independiente es hoy un rejunte de dirigentes de diversos partidos políticos, aunque priman los vínculos con el PRO. Algunos directivos de la actualidad renunciaron al moyanismo cuando se venía la noche y se las ingeniaron para formar parte de la conducción actual. Incluso, desde las sombras. Con este panorama, la continuidad de Grindetti podría aplacar los ánimos y llevar cierta regularidad a una entidad marcada por los vaivenes de todo tipo y por las internas de poder.

Entre quienes forman parte de la gestión está el diputado del PRO Cristian Ritondo, quien no tiene cargo oficial pero es una figura de peso en la interna. De hecho, fue parte de la campaña electoral junto a Fabián Doman, el presidente electo que duró menos que un suspiro tras presentar la renuncia al cargo. Ritondo también integró la conducción moyanista. Otros que ya tienen larga experiencia como dirigentes en diversas gestiones son los vocales Carlos Montaña (de vínculo con Sergio Berni), el gremialista aeronáutico Ricardo Cirielli y el vocal suplente Gastón Galano.

Grindetti anunció públicamente que sólo continuará al frente de Independiente si cuenta con un equipo de trabajo que lo respalde. Sus funciones en la Provincia de Buenos Aires (la intendencia y sus caminatas por la campaña bonaerense junto a Bullrich y Ritondo) le impiden dedicarse por completo al club de sus amores. La política, sabemos, demanda demasiado tiempo.




Recomienda esta nota: