25/09/2020

Policiales

PENAL

Los presos de Marcos Paz acosan al ex River Jonathan Fabbro y lo tratan de violador de menores

La defensa del futbolista, tomó como excusa la pandemia del coronavirus para pedir la salida del jugador.

El 17 de septiembre, el Tribunal Oral en lo Criminal N° 12 que condenó a Jonathan Fabbro a 14 años de cárcel por violar a su propia ahijada en septiembre de 2019, le negó la prisión domiciliaria al futbolista ante un nuevo pedido de su defensa, en un fallo firmado por los jueces Luis Márquez, Darío Medina y Claudia Moscato que publicó Infobae.
La defensa del futbolista, ex River y Boca, tomó como excusa la pandemia del coronavirus para pedir la salida del jugador. Tras su solicitud, el Tribunal N° 12 dispuso que se le practique un análisis médico y psicológico a Fabbro, hoy preso en Marcos Paz: el informe posterior no marcó ningún problema o patología que lo vuelva un paciente de riesgo ante el COVID-19. Fabbro, por otra parte, recibe asistencia psicológica de forma frecuente, aseguran los jueces en el fallo.
El fiscal Gustavo Gerlero se opuso fuertemente, argumentó la magnitud de la pena y que además Fabbro recibe asistencia médica periódica. Gastón Marano, abogado querellante en representación de la familia de la víctima, aludió al riesgo de que el futbolista se fugue y recordó que Fabbro ya estuvo prófugo, tuvo que ser capturado por Interpol en diciembre de 2017 en un hotel de Cholula, estado de México –el último país donde jugó, en el equipo Lobos BUAP de Puebla– luego de meses de no entregarse, mientras su familia desacreditaba la denuncia de su víctima, que tuvo que pedir un bozal legal contra su novia Larissa Riquelme así como contra la madre y la hermana del jugador para que no expusieran su identidad.
La víctima no mentía, aseguraron dos psicólogos del Cuerpo Médico Forense que evaluaron su declaración en cámara Gesell. No solo afirmaron que no había elementos de fabulación: aseguraron además que presentaba el daño compatible con un abuso sexual.

El 17 de septiembre, el Tribunal Oral en lo Criminal N° 12 que condenó a Jonathan Fabbro a 14 años de cárcel por violar a su propia ahijada en septiembre de 2019, le negó la prisión domiciliaria al futbolista ante un nuevo pedido de su defensa, en un fallo firmado por los jueces Luis Márquez, Darío Medina y Claudia Moscato que publicó Infobae.

La defensa del futbolista, ex River y Boca, tomó como excusa la pandemia del coronavirus para pedir la salida del jugador.

Tras su solicitud, el Tribunal N° 12 dispuso que se le practique un análisis médico y psicológico a Fabbro, hoy preso en Marcos Paz: el informe posterior no marcó ningún problema o patología que lo vuelva un paciente de riesgo ante el COVID-19. Fabbro, por otra parte, recibe asistencia psicológica de forma frecuente, aseguran los jueces en el fallo.

El fiscal Gustavo Gerlero se opuso fuertemente, argumentó la magnitud de la pena y que además Fabbro recibe asistencia médica periódica. Gastón Marano, abogado querellante en representación de la familia de la víctima, aludió al riesgo de que el futbolista se fugue y recordó que Fabbro ya estuvo prófugo, tuvo que ser capturado por Interpol en diciembre de 2017 en un hotel de Cholula, estado de México –el último país donde jugó, en el equipo Lobos BUAP de Puebla– luego de meses de no entregarse, mientras su familia desacreditaba la denuncia de su víctima, que tuvo que pedir un bozal legal contra su novia Larissa Riquelme así como contra la madre y la hermana del jugador para que no expusieran su identidad.

La víctima no mentía, aseguraron dos psicólogos del Cuerpo Médico Forense que evaluaron su declaración en cámara Gesell. No solo afirmaron que no había elementos de fabulación: aseguraron además que presentaba el daño compatible con un abuso sexual.

“Las aserciones en las que la defensa repara para dar sustento a su pedido, no tienen rigor científico ni correlato con la documentación incorporada al proceso”, criticaron los jueces en su negativa al pedido.

Por otra parte, recordaron que no es la primera vez que se niegan al pedido de la defensa de Fabbro: esta es al menos la tercera vez que se le rechaza la prisión domiciliaria y la segunda bajo el pretexto de la pandemia, con una negativa a comienzos de abril de este año, a menos de dos semanas de que se decretara el aislamiento obligatorio.

Según el fallo, Fabbro, trasladado por una emergencia odontológica, permanecía al momento de la decisión de los jueces en la Unidad Médica Asistencial de Marcos Paz. Otros documentos en la causa hablan de otros problemas: algunos presos lo hostigaban por el delito por el cual fue condenado, al menos cinco hechos de abuso sexual gravemente ultrajante y corrupción de menores, todo esto agravado por ser el guardián a cargo de la niña.




Recomienda esta nota: