15/03/2021

Culturas

CINE

Lali Espósito y sus escenas con poca ropa en la serie Sky Rojo

El próximo 19 de marzo es el lanzamiento mundial de Sky Rojo.

“Lali Espósito es Wendy. Impulsiva, determinada... Una fuerza de la naturaleza que no le tiene miedo a nada”.
El próximo 19 de marzo es el lanzamiento mundial de Sky Rojo, la serie española que protagoniza Lali Espósito para Netflix, en donde interpreta a Wendy, una prostiuta que escapa de un burdel junto a dos compañeras. La cantante comparte elenco junto a la actriz española Verónica Sánchez y la cubana Yany Prado. Será un thriller de acción que contará la historia de tres prostitutas que huyen del club nocturno en el que vivían tras herir a su proxeneta y dejarlo con medio cuerpo paralizado.
En medio de ese panorama, emprenden un viaje entendiendo que, después de lo que sucedió, su vida corre peligro. Sabiendo que no pueden pedir ayuda a la policía, y con los sicarios del proxeneta pisándoles los talones, sólo les quedan dos opciones: huir o plantar cara a sus perseguidores y contraatacar.
En el marco de la promoción del estreno mundial de la serie, Lali Espósito brindó una entrevista en Chicas Guapas, por América, en la cual habló de la exposición de su cuerpo frente a la ficción y a las distintas escenas que le tocó rodar. Desde el vestuario que debió usar hasta las escenas de alto voltaje. “No me podía tomar feliz un vaso de gaseosa porque era muy heavy (fuerte) el nivel de apretujamiento”, dijo la actriz sobre el vestido al cuerpo que utilizó en una escena que se filmó en el desierto.
Con respecto a cómo se preparó para hacer su personaje y si sintió algún tipo de presión, la actriz y cantante respondió: “Estamos todas aprendiendo a decir cuando estamos incómodas, o algo que no nos parece divertido ni bonito. Me parece que en la exposición física seguimos teniendo tabúes. Cada vez que tenía que ponerme en pelotas había una tensión”.
“En algún punto fue un aprendizaje también relajarse porque somos mujeres. Y en este caso son mujeres que están ahí no porque quieran o porque van al gimnasio a la mañana para estar bonitas en el burdel. Están ahí, en esa situación, con sus cuerpos de verdad y con sus situaciones de verdad”, dijo sobre el personaje que interpreta en la ficción. “Para mí, para Lali, fue una reconexión con mi cuerpo desde otro lugar. Mi cuerpo me servía para contar eso, no para estar bonita”, continuó.
En una reciente entrevista en La Resistencia, conducido por David Broncano, Espósito había hablado de su frecuencia sexual, a seis meses de su separación de Santiago Mocorrea. “¿Relaciones sexuales en el último mes?”, consultó el presentador español. “Muchas, todos los días”, respondió Lali sin dudar. “Tengo muy buen sexo, y seguido, casi todos los días. Bueno, no treinta de treinta, pero sí muchos días. Soy una persona muy sexual, la paso bien. Me la paso follando”, agregó utilizando algunas de las expresiones que se le pegaron durante su estadía en España.

“Lali Espósito es Wendy. Impulsiva, determinada... Una fuerza de la naturaleza que no le tiene miedo a nada”.

El próximo 19 de marzo es el lanzamiento mundial de Sky Rojo, la serie española que protagoniza Lali Espósito para Netflix, en donde interpreta a Wendy, una prostiuta que escapa de un burdel junto a dos compañeras. La cantante comparte elenco junto a la actriz española Verónica Sánchez y la cubana Yany Prado. Será un thriller de acción que contará la historia de tres prostitutas que huyen del club nocturno en el que vivían tras herir a su proxeneta y dejarlo con medio cuerpo paralizado.

En medio de ese panorama, emprenden un viaje entendiendo que, después de lo que sucedió, su vida corre peligro. Sabiendo que no pueden pedir ayuda a la policía, y con los sicarios del proxeneta pisándoles los talones, sólo les quedan dos opciones: huir o plantar cara a sus perseguidores y contraatacar.

En el marco de la promoción del estreno mundial de la serie, Lali Espósito brindó una entrevista en Chicas Guapas, por América, en la cual habló de la exposición de su cuerpo frente a la ficción y a las distintas escenas que le tocó rodar. Desde el vestuario que debió usar hasta las escenas de alto voltaje. “No me podía tomar feliz un vaso de gaseosa porque era muy heavy (fuerte) el nivel de apretujamiento”, dijo la actriz sobre el vestido al cuerpo que utilizó en una escena que se filmó en el desierto.

Con respecto a cómo se preparó para hacer su personaje y si sintió algún tipo de presión, la actriz y cantante respondió: “Estamos todas aprendiendo a decir cuando estamos incómodas, o algo que no nos parece divertido ni bonito. Me parece que en la exposición física seguimos teniendo tabúes. Cada vez que tenía que ponerme en pelotas había una tensión”.

“En algún punto fue un aprendizaje también relajarse porque somos mujeres. Y en este caso son mujeres que están ahí no porque quieran o porque van al gimnasio a la mañana para estar bonitas en el burdel. Están ahí, en esa situación, con sus cuerpos de verdad y con sus situaciones de verdad”, dijo sobre el personaje que interpreta en la ficción. “Para mí, para Lali, fue una reconexión con mi cuerpo desde otro lugar. Mi cuerpo me servía para contar eso, no para estar bonita”, continuó.

En una reciente entrevista en La Resistencia, conducido por David Broncano, Espósito había hablado de su frecuencia sexual, a seis meses de su separación de Santiago Mocorrea. “¿Relaciones sexuales en el último mes?”, consultó el presentador español. “Muchas, todos los días”, respondió Lali sin dudar. “Tengo muy buen sexo, y seguido, casi todos los días. Bueno, no treinta de treinta, pero sí muchos días. Soy una persona muy sexual, la paso bien. Me la paso follando”, agregó utilizando algunas de las expresiones que se le pegaron durante su estadía en España.



Recomienda esta nota: