22/06/2020

Sucesos

ALLANAMIENTO

Detuvieron al jefe de la barra de Rosario Central en su mansión

Uno de los históricos "jefes" de la barra del club rosarino, es investigado por supuesto lavado de dinero.

"Pilín" Bracamonte, jefe de la barrabrava de Rosario Central, fue detenido esta madrugada cuando la Policía irrumpió en su mansión de un country de las afueras de la ciudad santafesina. Está acusado estar involucrado en un caso de lavado de dinero.


La Agencia de Investigación Criminal y las Tropas de Operaciones Especiales de Santa Fe detuvieron mientras dormía en su mansión a Andrés “Pilín” Bracamonte, histórico capo de la barra de Rosario Central, en un amplio despliegue policial.

Lo acusan de supuesto lavado de dinero, luego de que a mediados de abril la Policía provincial lo allanara para encontrarle más de 2 millones y medio de pesos, según confirmaron fuentes cercanas a la investigación.

El allanamiento fue ordenado por el fiscal Miguel Moreno, con otros 15 procedimientos que ocurrían en simultáneo en Rosario y en la zona de Timbúes.

Estilo barra: la casa de Bracamonte en pleno allanamiento.

La redada que capturó a “Pilín” en su domicilio del Club de Campo Los Alamos, un exclusivo country ubicado en la localidad de Ibarlucea, sobre la ruta 34, a unos 12 kilómetros de Rosario, reveló su estilo de vida, con tres autos de alta gama estacionados en el frente.

Las fuentes de la causa aseguran que hay al menos cuatro sociedades SRL involucradas. Por lo pronto, se desconoce el objeto del lavado del dinero, si proviene o no de negocios barra ilícitos. Se secuestró documentación vinculada a las empresas ligadas a “Pilín”, que permanece incomunicado y será llevado a su audiencia imputativa en algún momento de esta semana.

Insólitamente, el capo cayó por ponerlo todo, más o menos, a su nombre. Bracamonte, de 49 años, desde 2013 que se encuentra inscripto en la AFIP para operar comercialmente, en rubros como venta de ropa deportiva o transporte de pasajeros mediante taxis o remises.

Incluso tiene otra característica increíbles para un hombre acusado de ser un jefe barra: pagó su monotributo clase E religiosamente desde abril de 2014 hasta hoy.



Recomienda esta nota: