01/06/2020

Culturas

el dia de

Por qué el 1 de junio es el Día Mundial de la Leche

Fue impuesto por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación. También es el Día Mundial de los Padres y las Madres y de la Esterilidad.
Por qué el 1 de junio es el Día Mundial de la Leche | El Diario 24 Ampliar (1 fotos)

Por qué el 1 de junio es el Día Mundial de la Leche

El 1 de junio es el Día Mundial de la Leche. La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación proclamó el 1 de junio como Día Mundial de la Leche. Muchos países conmemoran el Día Mundial de la Leche desde el 1 de junio del 2001, fecha en que se celebró por primera vez, y su número va en aumento.

Se celebra este día porque nos brinda oportunidad para enfocar nuestra atención en la leche, publicitando las actividades conexas que se realizan en el sector lechero. Muchos países han elegido celebrarlo el mismo día, lo que permite a las actividades que se realizan, tomar una dimensión global y además, darle a la leche un perfil universal.

Comenzó en la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, a la que le pidieron que proponga una fecha en la que se celebren todos los temas relacionados a la leche.

Muchos países ya lo celebraban cerca del 1 de junio. Originalmente también se manejó una fecha hacia fines de mayo, pero algunos países, como la China, ya tenían un calendario repleto con otras conmemoraciones. De hecho, algunos países han elegido fechas una semana antes o después del 1 de junio.

Otras celebraciones de este 1 de junio:

Es el Día Mundial de las Madres y los Padres, de la Esterilidad y Día Nacional del Donante de Órganos y Tejidos. Además es el Día Mundial de la Infancia en Albania, Armenia, Bulgaria, Eslovaquia, Ecuador, Francia, Nicaragua, Polonia, Portugal, Rumania y Rusia.

En El Salvador es el Día del Transportista de Carga, en Méjico de la Marina Nacional y en el Perú de la Cruz Roja Juventud.

Los católicos recuerdan a la Virgen de la Luz y a los santos Íñigo, abad de Oña y Justino, mártir. Además ruegan por el alma de Aníbal María di Francia, presbítero italiano, fundador de las congregaciones de los rogacionistas y de las hijas del Divino Celo, pero este último no es santo.

Juan Manuel Aragón                   

Leer más notas de Juan Manuel Aragón

©eldiario24.com



Recomienda esta nota: