22/09/2020

Opinión

Luca Prodan: “Si tratás bien a tu mujer, no lloras más”

Escribe Juan Manuel Aragón - (Especial para El Diario 24)
Luca Prodan: “Si tratás bien a tu mujer, no lloras más” | El Diario 24 Ampliar (1 fotos)

Luca Prodan: “Si tratás bien a tu mujer, no lloras más”

En el muro de Facebook de Luis Gabriel Barrionuevo, se lee una frase esclarecedora: “El macho bonaerense —quería decir el macho argentino, pero no es lo mismo, es distinto en provincias— el macho de acá trata mal a la mujer y después la mujer lo deja y después llora, toma y canta un tango. Y a mí me parece de última. El tango en sí mismo, en su época tuvo su repercusión, pero yo estoy hablando de las razones sociales de por qué existe eso. Siempre es un macho llorón cantando y llorando y ¿por qué? Porque trató mal a su mujer. Tratala bien, tratala bien, loco y por ahí te va bien. No llorás más”. (Luca Prodan, entrevistado en diciembre de 1987).

Y está muy bien, ¿no? Hay que seguir el consejo, si la única razón para no golpear a tu mujer, en los tiempos actuales, es porque te podría denunciar, entonces mejor deja con ella, no la hables más. Para qué seguir, ¿no?

Dices: me provoca de gusto, me acusa de cosas perversas, se burla, me dice impotente, maricón. Repito, si es así, dejala, cortá con ese vínculo pero, por favor, no le pegues, no la toques. ¿Y qué pasa con mis hijos?, los quiero mucho. Una vez que te vayas y te establezcas en otra parte, volvé de buena manera y hacele ver que no te debe cortar ese vínculo. Pero hacelo bien, no vayas tomado ni enojado. De última, si de todas maneras crees que puedes desbarrancar, llevá un amigo para que, cuando la discusión suba de tono, te saque de ahí, aunque sea a la fuerza.

Me ha dicho que no voy a ver más a los chicos. Si te amenaza con eso, vete a la policía y hacete asesorar, por suerte, en este tiempo ninguno te va a aconsejar que la agarres de los pelos. Y si así y todo no consiguieras verlos, buscá un abogado y pedile que te indique el camino. Ya sé, vas a gastar plata, pero si no le has pegado, si te has portado bien, si tienes la inocente intención de ver a tus chicos, mucha gente, incluso en la Justicia, te va a comprender. Pero no la toques.

Pero los vecinos me han avisado que anda con uno y con otro. Primero, los vecinos quieren ver sangre, no les des mucha bolilla. Segundo, si anda con uno o con mil, es su drama, no tu problema. Pero, me falta el respeto. No papito, esas son macanas, vos ya no vives en esa casa, sus actos después de dejar con vos, son solamente de ella. No tiene por qué darte cuenta de nada. Pero, es mía. Ahí estás equivocado del todo: nadie es de nadie, ni ella ni los hijos ni vos ni su mamá o su papá y si me apuras, tampoco tu mamá es tu propiedad. Pero mi ex mujer me ha dicho que es mía para toda la vida. ¡Bueeeno…! eso se dice siempre. También se lo has dicho a una novia anterior y ella y vos sabían que era mentira. Además, los dichos en tiempos de amor, se suponen rotos en tiempos de guerra.

¿Por qué me tengo que ir yo?, que se vaya ella de la casa. Oíme, ella va a seguir cuidando a los hijos y lo va a hacer mejor que nadie y lo sabes bien, aunque me pongas esa cara. Si te quedas y cualquier día de estos te reviras y le pegas un tiro, vas a dejar a los chicos sin madre y sin padre. Matándola no vas a conseguir nada. Mejor andate, aguantá como hombre, aunque pases hambre, frío o calor en otra parte.

Es duro tu consejo. Puede ser, pero no te queda otra. Si tratas la situación con suavidad, te portas bien, no tomas ni consumes y laburas duramente, tirando el carrito, fratachando en la obra, procurando tus juicios o lidiando con los alumnos en la escuela, cualquier día pueden pasar dos cosas; o te reconcilias con ella o hallas otra mujer para vivir un amor sano. ¿Vos crees? No creo, estoy seguro.

Pero ahora, prometé que nunca le vas a pegar ni a ella ni a ninguna. Y no por miedo a las leyes de violencia de género sino porque sos hombre y los hombres de verdad no lloran, se peen y tiritan. Bueno, prometido. Entonces choque esos cinco. Ahora, ya sabe, a pelear la vida como un león.

Juan Manuel Aragón                   

Leer más notas de Juan Manuel Aragón

©eldiario24.com



Recomienda esta nota: