30/09/2020

Culturas

5 PUNTOS CLAVES

Cómo nació, su impacto y cuándo fue la última aparición de Mafalda, la obra mestra de Quino

La historieta que se convirtió un ícono y que interpeló a varias generaciones de argentinos, que ahora deja un legado imborrable.

Rebelde, feminista y contestataria, Mafalda es, de acuerdo con la descripción de su autor, Quino, "una niña que intenta resolver el dilema de quiénes son los buenos y quiénes los malos en este mundo".

La niña nació en los creativos y convulsionados años sesenta y más de medio siglo después, y tras interpelar a al menos tres generaciones de argentinos, sigue tan vigente como entonces.

Cinco aspectos que debes conocer de Mafalda:

1. La tira de Mafalda debutó el 29 de septiembre de 1964 en Primera Plana y nació de casualidad, ya que originalmente fue un encargo que la agencia de publicidad Agnes le había hecho al autor para la marca de electrodomésticos Manfield de Siam Di Tella. Si bien la campaña publicitaria nunca se realizó, Quino rescató los dibujos de un cajón un año después y la convirtió en un ícono de la historieta no solo argentina sino mundial.

2. Fue traducida a 15 idiomas y editada en más de 30 países. En 1969 se publicó en Italia con prólogo del filósofo y escritor Umberto Eco.


3. Mafalda, la película, fue realizada en 1979 y estrenada en Buenos Aires en 1981. Dirigida por Carlos Márquez, la voz de la niña fue interpretada por la actriz argentina Susana Klein, quien, más recientemente, fue la voz de Natsuko, del animé Arbegas, el rayo custodiado.

4. La visión feminista de Mafalda es difícil de negar, tanto que el año pasado, Ediciones de la Flor, que publica a Quino en la Argentina, editó "Mafalda: femenino singular", una selección de viñetas que "dan buena cuenta del carácter feminista de esta niña que a sus seis años reivindica la curiosidad, la educación, el espíritu crítico y el papel de la mujer en el mundo", de acuerdo con la descripción de la editorial.

5. La última aparición de una tira inédita de Mafalda fue el 25 de junio de 1973 en el semanario Siete Días. Sobre su final, Quino ha dicho que dejó de dibujarla porque no quería repetirse, pero también sugirió que podría ser víctima de la violencia política que se vivía en la Argentina en esos años: "Si la seguía dibujando me pegaban uno o cuatro tiros", dijo una vez.



Fuente: La Nación



Recomienda esta nota: