11/12/2016

El mundo

Conspiración y mafia

Un cardenal reveló a la mafia que buscaba reemplazar a Benedicto XVI por Francisco

Una biografía de Godfries Dannells cuenta el accionar de un grupo de presión integrado por varios cardenales europeos "unidos por el deseo de modernizar" la Iglesia católica.
Un cardenal reveló a la mafia que buscaba reemplazar a Benedicto XVI por Francisco | El Diario 24 Ampliar (1 fotos)

Papa Francisco y Papa emérito Benedicto XVI

Una vez más, los escándalos parecen rondar a El Vaticano. Aunque las denuncias de pedofilia que cada cierto tiempo salen a la luz en varias partes del mundo parecen ser bastante motivo de polémica, esta vez se habla de la existencia de una “mafia” dentro de la Iglesia católica con tanto poder como para poner y sacar papas de acuerdo a sus propios intereses. Impactante.


Un informe especial de Infobae señala que en la reciente biografía autorizada del cardenal emérito de Bruselas, Godfried Danneels, sus autores reconocen que tanto Danneels como otros cardenales se confabularon desde 1996 para controlar la sucesión de Juan Pablo II e impedir la asunción del alemán Joseph Ratzinger, que luego se convertiría en Benedicto XVI.


Sin embargo, Benedicto XVI sorprendió al mundo entero en febrero de 2013 cuando se convirtió en el primer papa en renunciar al pontificado de la Iglesia católica en casi 600 años. Muchos de sus incondicionales sugirieron que renunció por haber sido víctima de chantajes, pero él mismo se encargó de negarlo, alegando problemas por su avanzada edad.


El cardenal Godfried Danneels (83) también admite en su libro que el grupo de conspiradores, al que jocosamente llama “mafia”, tenía previsto “forzar la maquinaria” hasta hacer renunciar a Joseph Ratzinger en su afán de modernizar la Iglesia católica para adaptarla a los tiempos de hoy, modificando también la doctrina sobre el aborto y la idelología de género.


Y es allí donde entra el obispo Jorge Bergoglio, quien pasó a ser -para ellos- la “baraja ganadora”.


Cuando Jorge Bergoglio llegó al sínodo que lo convertiría en el papa Francisco, lo hizo con escaso optimismo, ya que pensaba que su edad (76 años en ese entonces) iba a jugarle en contra. Sin embargo, a última hora los votos necesarios llovieron sobre él y se convirtió, contra todo pronóstico, en el nuevo jefe de la Iglesia católica.


¿Influyó en esa elección la “mafia” del cardenal Godfried Danneels, que en los primeros párrafos de su biografía autorizada explica que había que entronizar a alguien que adapte a la Iglesia a los tiempos de hoy?


¿Es casual que ese mismo cardenal fuera nombrado por el hoy papa Francisco, por voluntad personal, como miembro del Sínodo sobre la Famila celebrado en 2014, y volver a ungirlo como tal para el que termina a fin de año?


Son muchas las preguntas que rondan sobre la renuncia de Benedicto XVI y la casi improbable elección de Jorge Bergoglio como Francisco, pero la verdad tendrá que salir a la luz tarde o temprano.




Recomienda esta nota: