31/12/2020

El mundo

ESTADOS UNIDOS

Arruinó más de 500 dosis de vacuna contra el coronavirus y tuvieron que descartarlas

Un empleado les cortó la cadena de frío y la empresa tuvo que salir a aclarar lo ocurrido.

Un empleado de un centro de salud en Milwaukee, Estados Unidos, arruinó más de 500 dosis de la vacuna contra el coronavirus de la farmacéutica Moderna. Las vacunas tuvieron que ser desechadas porque perdieron la cadena de frío. El responsable fue despedido del centro de salud.
"A principios de esta semana, nos enteramos de que se retiraron 57 cajas -cada una con 10 dosis- de la vacuna de Moderna de un refrigerador del Aurora Medical Center-Grafton durante la noche, lo que resultó en más de 500 dosis de vacuna que se desecharon", explicó un portavoz del centro médico.
Los responsables del centro médico concluyeron que un empleado habría sacado las dosis del refrigerador por decisión propia. "Inmediatamente lanzamos una investigación interna y se nos hizo creer que esto fue causado por un error humano involuntario. La persona en cuestión reconoció que retiró intencionalmente la vacuna de la refrigeración", agregó el portavoz.
La policía de Grafton, la ciudad donde está ubicado el centro médico, emitió un comunicado en el que afirma que el hecho está siendo investigado por el FBI y por la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA según sus siglas en inglés).

Un empleado de un centro de salud en Milwaukee, Estados Unidos, arruinó más de 500 dosis de la vacuna contra el coronavirus de la farmacéutica Moderna. Las vacunas tuvieron que ser desechadas porque perdieron la cadena de frío.

El responsable fue despedido del centro de salud.

"A principios de esta semana, nos enteramos de que se retiraron 57 cajas -cada una con 10 dosis- de la vacuna de Moderna de un refrigerador del Aurora Medical Center-Grafton durante la noche, lo que resultó en más de 500 dosis de vacuna que se desecharon", explicó un portavoz del centro médico.

Los responsables del centro médico concluyeron que un empleado habría sacado las dosis del refrigerador por decisión propia.

"Inmediatamente lanzamos una investigación interna y se nos hizo creer que esto fue causado por un error humano involuntario. La persona en cuestión reconoció que retiró intencionalmente la vacuna de la refrigeración", agregó el portavoz.

La policía de Grafton, la ciudad donde está ubicado el centro médico, emitió un comunicado en el que afirma que el hecho está siendo investigado por el FBI y por la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA según sus siglas en inglés).



Recomienda esta nota: