26/12/2020

Argentina

CONGRESO

El cupo laboral trans busca ser ley nacional antes de fin de año

La iniciativa que pretende incorporar al uno por ciento de personas travestis, transexuales y transgénero en los tres poderes del Estado.

El cupo laboral trans establecido para la administración pública nacional fue una de las principales políticas afirmativas de derechos desarrolladas este año por el gobierno nacional en materia diversidad sexual y una conquista de las organizaciones LGBT+ que se inscribe en el camino trazado por el matrimonio igualitario y la ley de identidad de género.
La iniciativa ingresó posteriormente como proyecto al Congreso, donde ya obtuvo dictamen de comisión en Diputados y ahora aguarda su tratamiento en el recinto.
"Sabemos que hay organismos que ya cumplieron o superaron el cupo: en el ministerio de Mujeres, Géneros y Diversidad tenemos un 2% de trabajadoras y ya se alcanzó el 1% también en el Inadi y en el Hospital Laura Bonaparte", dijo a Télam la subsecretaria de Políticas de Diversidad del MMGyD, Alba Rueda, a casi cuatro meses del anuncio.Rueda explicó además que el decreto tuvo un "efecto multiplicador" en algunas provincias.
"Santa Fe reglamentó su ley de cupo trans, Entre Ríos aprobó la suya, el Senado de la Nación sacó una resolución instituyendo una medida similar y la Provincia de Buenos Aires lanzó el Registro Diana Sacayán para aspirantes a ocupar un puesto en el sector público bonaerense" agregó Rueda.
El decreto 721/2020 del 4 de septiembre pasado estableció que puestos laborales del sector público nacional "deberán ser ocupados en una proporción no inferior al 1%", por "personas travestis, transexuales y transgénero que reúnan las condiciones de idoneidad" necesarias, "hayan o no efectuado la rectificación registral del sexo y el cambio de nombre de pila e imagen".

El cupo laboral trans establecido para la administración pública nacional fue una de las principales políticas afirmativas de derechos desarrolladas este año por el gobierno nacional en materia diversidad sexual y una conquista de las organizaciones LGBT+ que se inscribe en el camino trazado por el matrimonio igualitario y la ley de identidad de género.

La iniciativa ingresó posteriormente como proyecto al Congreso, donde ya obtuvo dictamen de comisión en Diputados y ahora aguarda su tratamiento en el recinto.

"Sabemos que hay organismos que ya cumplieron o superaron el cupo: en el ministerio de Mujeres, Géneros y Diversidad tenemos un 2% de trabajadoras y ya se alcanzó el 1% también en el Inadi y en el Hospital Laura Bonaparte", dijo a Télam la subsecretaria de Políticas de Diversidad del MMGyD, Alba Rueda, a casi cuatro meses del anuncio.

Rueda explicó además que el decreto tuvo un "efecto multiplicador" en algunas provincias.

"Santa Fe reglamentó su ley de cupo trans, Entre Ríos aprobó la suya, el Senado de la Nación sacó una resolución instituyendo una medida similar y la Provincia de Buenos Aires lanzó el Registro Diana Sacayán para aspirantes a ocupar un puesto en el sector público bonaerense" agregó Rueda.

El decreto 721/2020 del 4 de septiembre pasado estableció que puestos laborales del sector público nacional "deberán ser ocupados en una proporción no inferior al 1%", por "personas travestis, transexuales y transgénero que reúnan las condiciones de idoneidad" necesarias, "hayan o no efectuado la rectificación registral del sexo y el cambio de nombre de pila e imagen".

Desde 150 organizaciones travestis-trans solicitaron al Poder Ejecutivo que pida a los diputados abordarlo antes de fin de año y, de ese modo, conseguir la media sanción para que el año que viene pueda votarse en la Cámara de Senadores.



Recomienda esta nota: