19/05/2010

El mundo

Tailandia busca recuperar la paz

El premier del país asiatico defiende la imposición del toque de queda y ofrece disculpas por el daño causado a los ciudadanos.

El primer ministro de Tailandia, Abhisit Vejjajiva, prometió este miércoles restablecer la paz en el país y defendió la imposición del toque de queda para facilitar las operaciones de las fuerzas de seguridad destinadas a poner fin a los disturbios.

En un mensaje a la nación difundido a través de la televisión, Abhisit ofreció disculpas por el daño causado a los ciudadanos, pero subrayó que el toque de queda en la capital tailandesa y 23 provincias es necesaria, reportó el diario Bangkok Post en su página web.

El jefe del gobierno tailandés consideró necesario el toque de queda para restaurar el orden tras la ola de disturbios y saqueos surgida tras la rendición de los principales líderes de los manifestantes opositores conocidos como “camisas rojas”.

Destacó que sacará al país de la profunda crisis política agravada por las protestas que el opositor Frente Unido para la Democracia y contra la Dictadura inició hace dos meses, desde cuando al menos 84 personas han muerto y unas mil 800 han resultado heridos.

Hasta el momento, el Ejército tiene el control de Bangkok y mantiene cerrados los accesos a la capital con el fin de limitar la llegada de más manifestantes provenientes del interior del país.

En represalia por el asalto de las tropas tailandesas contra su bastión instalado desde el pasado 12 de marzo en el corazón comercial de Bangkok, los “camisas rojas” incendiaron al menos 27 edificios en la capital, según la Administración Metropolitana de Bangkok.

Los manifestantes incontrolados incendiaron el edificio de la Bolsa de Valores, el del canal 3 de la televisión estatal, así como otros sitios públicos, además saquearon comercios y destruyeron decenas de vehículos, bancos y cines.

Para frenar la ola de violencia y saqueos, el gobierno de Tailandia declaró el toque de queda en Bangkok y 23 provincias desde las 20:00 horas tailandesas  hasta las 06:00 horas del día siguiente .

El Ejército tailandés puso fin este miércoles a dos meses de protestas de los “camisas rojas” tras el asalto a su campamento, que concluyó con la rendición y detención de siete de los principales líderes y la muerte de seis personas, incluido un fotógrafo italiano, así como 60 heridos.

Las protestas comenzaron el pasado 12 de marzo, cuando miles de “camisas rojas” tomaron las calles en demanda de la renuncia de Abhisit, la disolución del Parlamento y la celebración de elecciones generales.

Los manifestantes buscaban la caída del Ejecutivo y el regreso del ex primer ministro Thaksin Shinawatra, depuesto en septiembre de 2006 por un golpe de Estado y sobre el que pesan varias acusaciones por corrupción.



Recomienda esta nota: